El valor de la experiencia no tradicional: cómo la evolución de nuestra profesión ha mejorado la arquitectura

El valor de la experiencia no tradicional: cómo la evolución de nuestra profesión ha mejorado la arquitectura

El papel de un arquitecto no siempre ha sido el que es hoy. Históricamente, y casi desde sus inicios, fue visto como una "muestra unipersonal", donde el arquitecto era el artista, el escultor y el visionario de una estructura. A medida que la práctica evoluciona, se ha convertido en una profesión mucho más colaborativa y mucho menos individualista por naturaleza, entendiendo continuamente la importancia de considerar perspectivas externas, incluso aquellas que no han recibido formación tradicional en diseño.

Hace solo unos siglos, la arquitectura apenas se pensaba como una profesión. Se enseñó en forma de aprendizaje, y algo que solo se podía aprender siguiendo a otros arquitectos que estaban dispuestos a ser su mentor, similar a un herrero medieval. A medida que el valor de la estética del diseño aumentó con el tiempo, los miembros ricos de la clase alta fueron capacitados para convertirse en diseñadores sin ningún estándar real ni pautas formales. El rápido avance hasta el siglo XX, dio origen al "arquitecto estrella", con la etiqueta de un "genio solitario" que fue famoso por la visión de un edificio a través de su manifestación como estructura construida.

Estas personas actúan como las figuras centrales de sus respectivos proyectos y, a menudo, se les ha atribuido el éxito de una obra, logrando rápidamente la fama individual. Si pensamos en Frank Lloyd Wright o Mies van der Rohe, sus nombres se asocian tan a menudo con sus proyectos que necesita un segundo para recordar que sus nociones estilísticas y las personalidades que brillan a través de sus prolíficas estructuras fueron creadas por un equipo de personas, no solo por el hombre o mujer en el centro de atención.

© Todd Mason
© Todd Mason

Sin embargo, el presente quizás haya visto no solo la "muerte" del "arquitecto estrella", sino la comprensión cambiante de que la arquitectura se mejora cuando se llevan a la mesa de dibujo diferentes perspectivas y habilidades. Los edificios se crean para elevar la experiencia humana e invocar los sentidos de una manera que desarrolle recuerdos poderosos. Pero la arquitectura no es la única profesión que se considera experta en este ámbito. A medida que el mundo se vuelve cada vez más hiperconectado y colaborativo por naturaleza, la profesión ha comenzado a ver el valor de seguir esta tendencia, al presentar a analistas de datos, psicólogos, diseñadores gráficos e incluso a la administración de la salud y a otros trabajadores para que actúen como especialistas en el proceso de diseño.

via Life of an Architect
via Life of an Architect

El campo de la psicología por sí solo ha tenido impactos masivos en la forma en que diseñamos los edificios. En un artículo compartido por la AIA, los psicólogos ambientales con frecuencia sirven como asesores en tipos de proyectos muy específicos, especialmente en edificios que deben considerar ciertos grupos: niños, hospitales, ancianos, enfermos y discapacitados. Según Setha Low, profesor de psicología ambiental en la City University of New York "Los psicólogos ambientales han podido proporcionar evidencia basada en datos para decisiones de diseño y planificación".

Y aunque estos consultores pueden no estar involucrados en el proceso de diseño, tienen la capacidad de hacer que el proceso de colaboración sea más holístico y proporcionar al equipo de arquitectura un conjunto de conocimientos que hará que su proyecto sea multidimensional. En el diseño de un aula, los arquitectos saben cómo crear las proporciones perfectas, el diseño de iluminación, la acústica y los colores. Pero en este caso, lo que proporcionan los psicólogos es la investigación basada en datos y los resultados probados que ayudarán a los arquitectos a mejorar las aulas, permitirán que los estudiantes estén mas atentos y prosperen en sus entornos.

© Arch-Exist
© Arch-Exist

Se puede argumentar que la arquitectura está en su mejor momento cuando la experiencia va más allá de la estructura física en sí, pero a veces se encuentra en los pequeños elementos que son introducidos por la variedad de perspectivas y la diversidad de habilidades que se necesitan para hacer que la arquitectura sea un éxito.No son solo los arquitectos los que dan vida a proyectos memorables, sino los esfuerzos de colaboración realizados por arquitectos y no arquitectos.

Este artículo es parte del Tema del mes en ArchDaily: Diseño Multidisciplinario. Cada mes exploramos un tema en profundidad a través de artículos, entrevistas, noticias y obras. Conoce más sobre nuestros temas. Y como siempre, en ArchDaily valoramos las contribuciones de nuestros lectores. Si quieres postular un artículo o una obra, contáctanos.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Overstreet, Kaley. "El valor de la experiencia no tradicional: cómo la evolución de nuestra profesión ha mejorado la arquitectura" [The Value in Non-Traditional Expertise: How the Design Profession Has Evolved to Make Architecture Better] 04 jul 2021. ArchDaily Colombia. (Trad. Rojas, Piedad) Accedido el . <https://www.archdaily.co/co/963809/el-valor-de-la-experiencia-no-tradicional-como-la-evolucion-de-nuestra-profesion-ha-mejorado-la-arquitectura> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.