Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos

Restricciones a los rascacielos de vidrio en Nueva York: ¿Qué materiales podrían tomar su lugar?

Restricciones a los rascacielos de vidrio en Nueva York: ¿Qué materiales podrían tomar su lugar?

En abril de 2019, Bill de Blasio, alcalde de Nueva York, anunció su intención de presentar un proyecto de ley que prohibiría la construcción de nuevos edificios revestidos completamente de vidrio. Parte de un esfuerzo mayor por reducir en un 30% las emisiones de efecto invernadero en toda la ciudad, otras iniciativas incluyen el uso de energía limpia para impulsar las operaciones de la ciudad, el reciclaje obligatorio de productos orgánicos, y la reducción de las compras de carne procesada y de plástico de un solo uso. El anuncio se produjo inmediatamente después de que el municipio aprobara la Ley de Movilización Climática (Climate Mobilization Act), una respuesta radical al Acuerdo Climático de París, incluyendo techos verdes obligatorios en nuevas construcciones y la reducción de las emisiones en edificios existentes.

© Bizzi & Partners
© Bizzi & Partners

La decisión de De Blasio deriva de la ineficiencia energética de las fachadas de vidrio, las que han sido comparadas con "invernaderos" gigantes que requieren de enormes cantidades de aire acondicionado para mantenerse frescos. Mientras la International Energy Agency estima que el 40% de las emisiones globales de CO2 provienen de los edificios y que el aire acondicionado constituye el 14% del total del uso energético, la reducción de estos números podría tener efectos indelebles.

Render del edificio HAUT, de 73 metros de altura en madera. Imagen Cortesía de Team V Architectuur
Render del edificio HAUT, de 73 metros de altura en madera. Imagen Cortesía de Team V Architectuur

Pero, ¿qué materiales podrían reemplazar a los aparentemente omnipresentes rascacielos de vidrio, usualmente asociados a enormes estructuras de acero y hormigón? Para empezar, es poco probable que los rascacielos vidriados se prohiban totalmente. Poco después del sorprendente anuncio de De Blasio, el director de la Oficina de Sostenibilidad del Alcalde, Mark Chambers, aclaró que los nuevos edificios, por supuesto, aún podrían utilizar vidrio. Lo más probable es que el proyecto de ley de Blasio imponga requisitos más estrictos al uso del vidrio, garantizando así su eficiencia energética y una reducción en sus emisiones. Las estructuras de vidrio existentes han utilizado varios métodos para llegar a estos extremos, desde el triple acristalamiento y los sistemas de calefacción y refrigeración de alta tecnología, hasta la incorporación de control solar estático, móvil o incluso sensible, mejorando el rendimiento general del edificio.

Construcción del edificio Brock Commons Tallwood House. Imagen Cortesía de naturallywood.com
Construcción del edificio Brock Commons Tallwood House. Imagen Cortesía de naturallywood.com

Sin embargo, esto no significa que la prohibición de los muros cortina no sea todavía una dirección deseable para el futuro. ArchDaily ha cubierto el uso de la madera maciza (Mass Timber) como un material de construcción sostenible en múltiples ocasiones, y el plan de De Blasio, sin importar la forma que adopte, podría ser una buena oportunidad para catalizar la evolución de las estructuras de los rascacielos, dando paso a otros materiales predominantes. Los beneficios de la construcción en madera maciza son innumerables, ya que las emisiones del ciclo de vida de las construcciones con madera registran un 74% menos que las de los edificios en acero. La madera, un material natural y renovable, no solo reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que almacena carbono a través de un proceso llamado 'secuestro de carbono'. También puede resistir efectivamente al fuego si es que se combinan correctamente las características naturales de la madera y una serie de procedimientos de protección. La madera tampoco es necesariamente más débil que los materiales más tradicionales, como el acero o el hormigón: la madera laminada cruzada (CLT), por ejemplo, ofrece la misma resistencia estructural que el hormigón armado, pero es un material altamente flexible y, por lo tanto, es menos probable que se rompa. Además, un metro cúbico de CLT pesa seis veces menos que un metro cúbico de hormigón, pero entrega el mismo nivel de resistencia. Mientras el próximo proyecto de ley del alcalde De Blasio impone grandes restricciones a las construcciones envueltas en vidrio, los arquitectos y desarrolladores ya comienzan a buscar materiales de construcción alternativos como la madera.

Wood Innovation Design Center. Imagen © Ema Peter
Wood Innovation Design Center. Imagen © Ema Peter

Otra opción para los diseñadores que buscan abandonar la tipología del rascacielos vidriado pero que aún quieren permitir el ingreso masivo de la luz natural es el hormigón translúcido, alternativamente llamado concreto transmisor de luz. Producido al agregar fibras ópticas a la mezcla, el hormigón translúcido permite que la luz natural continúe filtrándose en un edificio incluso sin vidrio. Una combinación de ventanas más pequeñas y muros de concreto transparente reduciría las necesidades de enfriamiento al limitar el efecto invernadero y disminuiría la necesidad de iluminación artificial al permitir la entrada de algo de luz natural extra. Sin embargo, aquellos que consideren la construcción con hormigón translúcido deben recordar que las emisiones de carbono y el uso de energía en la producción del concreto son mucho más altas que las de la madera y solo nominalmente más bajas que las del acero.

El panel de hormigón translúcido 'i.light', desarrollado por la empresa Italcementi, se utilizó a gran escala en el pabellón italiano de la Expo de Shanghai 2010. Imagen © Daniele Mattioli / ANSA
El panel de hormigón translúcido 'i.light', desarrollado por la empresa Italcementi, se utilizó a gran escala en el pabellón italiano de la Expo de Shanghai 2010. Imagen © Daniele Mattioli / ANSA

Se están realizando cambios importantes en la forma en que los edificios están siendo diseñados y construidos en Nueva York, con o sin la opinión directa de los desarrolladores y arquitectos. No obstante, la urgencia de la emergencia climática está obligando a los diseñadores a considerar prácticas más sostenibles y a asumir la responsabilidad que tienen ante su avance y posible mitigación. Reemplazar la predominancia de los muros cortina por construcciones con materiales alternativos y más ecológicos es una buena manera de comenzar, y con el proyecto de ley de De Blasio como catalizador, es posible que las prácticas constructivas en Nueva York, y en todo el mundo, ya estén empezando a cambiar para mejor.

Sobre este autor/a
Cita: Cao, Lilly. "Restricciones a los rascacielos de vidrio en Nueva York: ¿Qué materiales podrían tomar su lugar?" [De Blasio's Glass Skyscraper Ban: What Alternative Materials Could Take its Place?] 07 ene 2020. ArchDaily Colombia. (Trad. Franco, José Tomás) Accedido el . <https://www.archdaily.co/co/931331/materiales-alternativos-frente-a-la-prohibicion-de-los-rascacielos-de-vidrio-en-nueva-york> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.