José Tomás Franco

Arquitecto de la Pontificia Universidad Católica de Chile (2012). Interesado en poner en el debate temáticas relacionadas con la eficiencia y la importancia del usuario en el proceso de diseño. Instagram @josetomasfr

EXPLORA AQUÍ LOS ARTÍCULOS DE ESTE AUTOR

¿Cómo diseñar casas inteligentes? 8 consejos para incorporar la Domótica en la arquitectura

Aquellos tiempos en que la domótica era un dolor de cabeza para el arquitecto, la constructora y el usuario, parecen estar quedando atrás. Altos precios, desconfiguración reiterada del sistema, resultados pocos estéticos, y el desconocimiento general sobre su correcta instalación y manejo, derivaban en un proceso engorroso que nos impulsaba a desechar la idea de automatizar nuestros proyectos.

Hoy en día, la situación ha cambiado y desarrollar un nuevo proyecto sin considerar la domótica parece algo absurdo, ya que su costo es ínfimo dentro del total de la obra. ¿Cómo y por qué incorporar la domótica en nuestros proyectos? Revisa una serie de consejos para aplicarla efectivamente, gracias a la información que AVE Chile ha compartido con nosotros.

Steven Holl explora la substracción del CLT para crear una escultura lúdica en Gante, NY

© Steven Holl Architects© Steven Holl Architects© Steven Holl Architects© Steven Holl Architects+ 7

Fabricado localmente a partir de un único panel de madera laminada cruzada o CLT, el proyecto Obolin fue diseñado por Steven Holl Architects para el Parque de Esculturas y Arquitectura Art Omi, centro artístico que busca explorar la intersección entre la arquitectura y el arte a través de la producción de pabellones, instalaciones, intervenciones paisajísticas y entornos construidos diseñados por arquitectos.

Cortinas para dividir espacios: Hacia una arquitectura fluida y adaptable

Durante las últimas décadas, los espacios interiores se han vuelto cada vez más abiertos y versátiles. Desde los gruesos muros y las múltiples subdivisiones de las villas Palladianas, por ejemplo, hasta las plantas libres y multifuncionales de la actualidad, la arquitectura intenta combatir la obsolescencia al proporcionar los entornos más efectivos para que la vida pase como debería, facilitando las experiencias cotidianas de las personas en el presente, pero también en el futuro. Y aunque las antiguas villas de Palladio todavía pueden acoger una variedad de funciones y estilos de vida, readaptando sus usos sin cambiar un centímetro de su simetría y modulación original, en la actualidad la flexibilidad parece ser la receta para extender la vida útil de los edificios tanto como sea posible.

¿Cómo diseñar espacios lo suficientemente neutros y flexibles como para adaptarse al ser humano en evolución, sin dejar de ofrecer las soluciones que cada persona requiere hoy? Un antiguo elemento podría ayudar a redefinir la manera en que concebimos y habitamos el espacio: las cortinas.

Emperor Qianmen Hotel / asap. Image © Jonathan LeijonhufvudReady-made Apartment / azab. Image © Luis Diaz DiazPURE / Sílvia Rocio + Mariana Póvoa + esse studio. Image © Francisco NogueiraJL Madeira Office / Metro Arquitetos Associados. Image © Ilana Bessler+ 48

7 tendencias en madera que veremos en 2020

La construcción con madera se remonta al período del Neolítico, o incluso antes, momento en que el ser humano comenzó a utilizar troncos para construir refugios y pequeñas chozas. El surgimiento de los primeras herramientas de piedra pulimentada (frotadas unas contra otras), como cuchillos y hachas, hicieron que su manejo fuese más eficiente y preciso, aumentando el grosor de sus secciones y su resistencia. Con el pasar de las décadas, la apariencia rústica de las primeras construcciones fue haciéndose cada vez más ortogonal y limpia, en respuesta a la estandarización, la producción en masa y el surgimiento de nuevos estilos y estéticas.

Hoy nos encontramos en un emocionante momento de florecimiento y evolución de la madera. Nutrida y fortalecida por avances tecnológicos, nuevos sistemas de prefabricación, y una serie de procesos que aumentan su sostenibilidad, seguridad y eficiencia, la madera está comenzando a colonizar los skylines de las ciudades y a su vez, está reconectando nuestros espacios interiores con lo natural a través de su calidez, textura y belleza. ¿Por donde nos llevará este camino? Revisemos 7 tendencias que sugieren una dirección.

Gymnasium Régis Racine / Atelier d'Architecture Alexandre Dreyssé. Image © Clément GuillaumeCanoeing Training Base / PSBA + INOONI. Image © Bartosz DworskiHälleskogsbrännan Visitor Center / pS Arkitektur. Image © Jason Strong PhotographyLa Seine Musicale / Shigeru Ban Architects. Image Cortesía de Blumer Lehmann+ 25

Sin luz natural no hay buena arquitectura: ¿Cómo promover diseños moldeados y nutridos por la luz?

Los habitantes del planeta Tierra pasamos casi el 90% del tiempo en espacios interiores; aproximadamente 20 horas al día en recintos cerrados y 9 horas al día en nuestros propios dormitorios. Las configuraciones arquitectónicas de estos espacios no son aleatorias, es decir, han sido diseñadas o pensadas por alguien, o al menos levemente "guiadas" por las condiciones de sus habitantes y sus entornos. Algunos, con suerte, habitan espacios especialmente creados según sus necesidades y gustos, mientras otros se adaptan y apropian del diseño pensado para alguien más, quizás desarrollado décadas antes de haber nacido. En cualquiera de los casos, la calidad de vida puede ser mejor o peor según las decisiones que sean tomadas.

Entender la importancia de diseñar cuidadosamente nuestros interiores, priorizando el acceso y disfrute de la luz natural, fue el propósito del 8th VELUX Daylight Symposium, realizado entre el 9 y el 10 de octubre de 2019 en París. Esta vez, más de 600 investigadores y profesionales reafirmaron su importancia, presentando una serie de herramientas concretas que nos pueden ayudar a cuantificar y cualificar la luz, diseñando su ingreso, manejo y control con mayor profundidad y responsabilidad.

¿Podrá una máquina desempeñar el trabajo de un arquitecto? Entrevista con Jesper Wallgren, creador de Finch 3D

Se ha hablado mucho sobre cómo la automatización afectará la manera en que hacemos arquitectura, y sobre cuál será nuestro rol cuando las tecnologías lleguen hasta nuestros propios escritorios y mesas de trabajo. Durante los últimos años, hemos visto cómo la robótica y las tecnologías de avanzada ganan terreno dentro de los procesos constructivos y de fabricación, sin embargo, están surgiendo nuevas herramientas que prometen automatizar el proceso de diseño en si mismo. Estas permitirían configurar rápida y fácilmente los espacios habitables y sus dimensiones en las etapas iniciales del proyecto, utilizando simulaciones e inteligencia artificial.

¿Será este el futuro del diseño arquitectónico? Conversamos con Jesper Wallgren, arquitecto y fundador de Finch 3D, para entender de mejor manera esta herramienta y sus posibles alcances.

Arquitectura por capas: ¿Qué es la fabricación aditiva?

Fabricación Aditiva (AM) es el término utilizado para identificar los procesos de fabricación que se realizan comúnmente mediante la impresión 3D, a través de la elaboración por capas. Además de evitar la generación de desechos –al trabajar con geometrías precisas y utilizando la cantidad exacta de material–, estos procesos controlados pueden ser mucho más rápidos que los métodos tradicionales, ya que no requieren de utillajes u otras herramientas.

La fabricación aditiva se realiza con base en un modelo digital, en un flujo que comienza en el diseño CAD o el escaneo en tres dimensiones, para luego traducir esa forma a un objeto dividido en secciones, permitiendo así su impresión. Su uso se ha extendido desde el diseño industrial hasta la réplica de objetos arqueológicos, pasando por la fabricación de órganos y tejidos humanos artificiales, entre muchos otros usos.

RoomRoom / Takeshi Hosaka Architects

© KOJI FUJII / Nacasa & Partners Inc.
© KOJI FUJII / Nacasa & Partners Inc.

Esta casa – diseñada por Takeshi Hosaka Architects para dos niños y sus padres sordos -, está ubicada en un área residencial superpoblada en Itabashi Ward, Tokio y se configura en base a un volúmen perforado con una gran cantidad de aberturas de 200 mm2, instaladas al azar en los muros, pisos y en la cubierta. Más información e imágenes a continuación.