“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores

Eva Prats y Ricardo Flores comenzaron su práctica con sede en Barcelona, Flores & Prats Arquitectes, en 1998 después de trabajar en la oficina de Enric Miralles. Ambos coincidieron durante aproximadamente un año allí, de 1993 a 1994. Tras nueve años con Miralles, Eva ganó el Concurso Internacional de Vivienda EUROPAN III junto a un amigo. El éxito que condujo a un encargo real y que iba a ser construido, sirvió como trampolín para comenzar su práctica independiente. Poco después ganaron otro concurso y Ricardo se unió a Eva luego de trabajar durante cinco años con Miralles. En ese momento, ya llevaban tres años siendo pareja y decidieron comenzar a trabajar juntos. Hoy en día practican desde el mismo apartamento espacioso donde el estudio original de Eva alquilaba una habitación junto con varios otros arquitectos y diseñadores jóvenes. Aunque la oficina ahora ocupa todo el espacio, los arquitectos sostuvieron que generalmente emplean diez y no más de doce personas, manteniendo vivas las huellas y recuerdos de los antiguos "residentes". Curiosamente, Eva y Ricardo también implementan la misma estrategia en sus proyectos arquitectónicos.

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 2 de 13“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 3 de 13“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 4 de 13“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 5 de 13“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Más Imágenes+ 8

Los arquitectos ganaron el primer proyecto de concurso en el que trabajaron juntos. Se trataba de un plan urbanístico para un pequeño pueblo cercano a Barcelona. Pronto les siguieron nuevos encargos. Los socios continuaron trabajando de manera similar a como lo hicieron con Miralles: dibujar, redibujar, hacer modelos y seguir dibujando. En nuestra reciente entrevista, que sigue a una breve introducción, nos dijeron: “La forma en que trabajamos es como si intentáramos evitar resolver los problemas rápidamente. Se trata más de probar diferentes temas hasta que identifiquemos el camino más desafiante, algo que sería nuevo para nosotros y que nos permitiría adentrarnos en nuevas investigaciones, un nuevo mundo que el proyecto nos abre".

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 2 de 13
Sala Beckett - Primer Piso. Entrada de luz. Imagen © Adrià Goula

Eva Prats nació en Barcelona y Ricardo Flores en Buenos Aires, ambos en 1965. Hacia 1992, Eva completaría su carrera de arquitectura en la ETSAB, Escuela de Arquitectura de Barcelona mientras él lo haría en la Facultad de Arquitectura de Buenos Aires FADU-UBA ese mismo año. Posteriormente, Ricardo realizó su Máster en Diseño Urbano en la ETSAB durante 1993-1994, graduándose en 1996. Ambos arquitectos completaron sus doctorados después de muchos años de práctica: él en su Alma Mater, la ETSAB en 2016, y ella en el Instituto Real de Tecnología de Melbourne, RMIT en 2019.


Artículo relacionado

Flores & Prats: "Dibujamos con la responsabilidad de construir"

El trabajo de los arquitectos es sorprendentemente atmosférico, completamente táctil y palpable. Su esencia se encuentra en su materialidad, artesanía y acumulación de huellas de historia. Se centran en ocuparse de edificios más antiguos, aunque su práctica no se trata en absoluto de preservarlos. Simplemente se niegan a empezar desde cero y buscan conscientemente oportunidades abiertas para construir y seguir ampliando. El resultado, siempre incompleto, es bastante fascinante. Sus edificios e interiores parecen crecer de forma bastante orgánica a medida que continúan adaptándose a nuevos programas, usos y situaciones y momentos específicos. Entre los proyectos más publicados de los arquitectos se encuentran la Casa Providencia (Barcelona, ​​2006), el Centro Cultural Casal Balaguer (Palma de Mallorca, 2016), el Museo de los Molinos (Palma de Mallorca, 2002) y la Sala Beckett (Barcelona, ​​2016). Este último se ha convertido en un proyecto fundamental para los profesionales de todo el mundo, ya que sus métodos para abordar la historia se han transformado en una especie de movimiento.

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 5 de 13
Sala Beckett - Estudio de colores en el vestíbulo de entrada. Imagen Cortesía de Flores & Prats

Vladimir Belogolovsky: Empecemos por el espacio de su estudio que han estado ocupando todo este tiempo. Entiendo que lo utilizan como una especie de laboratorio de diseño. ¿Cómo es eso?

Eva Prats: Este apartamento nos acerca a las técnicas constructivas preindustriales de finales del siglo XIX. Hay puertas y azulejos antiguos que son muy delicados, hermosos e inspiradores. Hay una preciosa escalera de bóveda catalana con arcos superpuestos, similares a las que construyó Guastavino en Nueva York pero a escala mucho menor, eso sí. Esta escalera es realmente llamativa. Recuerdo que cuando trabajaba aquí al principio, tenía tanto miedo de subir que intentaba caminar con mucho cuidado y pegada a las paredes. [Risas.] ¡Toda la estructura parece increíblemente delgada! No podía entender cómo funcionaba todo. Hay mucha cultura e ingenio incrustados en tales estructuras. Sin duda, nuestro edificio tiene una influencia en nosotros, y nuestros ojos ahora están acostumbrados a muchas técnicas y sensibilidades hermosas que encontramos aquí todo el tiempo. A diferencia de otros arquitectos a los que les gusta sacar cosas y sustituirlas por las suyas, a nosotros nos gusta observar lo que nos ofrece este apartamento.

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 8 de 13
Sala Beckett - Clases y patio. Imagen © Adrià Goula

Ricardo Flores: Nuestros ojos se acostumbran constantemente a cómo envejecen las cosas y aprendemos a no interferir en este proceso, que de por sí es tan hermoso. La acumulación de historia y diferentes huellas es un activo para nosotros y tratamos de preservarlo lo máximo posible. En este apartamento, la mayoría de las habitaciones han cambiado de usos y funciones pero quedan muchos vestigios. Todavía llamamos a algunas de las habitaciones por los nombres de sus antiguos ocupantes y hay elementos que nos recuerdan su presencia. Aceptamos con gusto lo que heredamos. Proyectos como Sala Beckett se beneficiaron de lo que aprendimos y probamos aquí primero. El apartamento es algo pedagógico para nosotros; nos señala ciertas direcciones que se han convertido en nuestra estrategia general, primero de manera inconsciente y ahora de manera bastante decidida. Si sabemos que las puertas viejas pueden ser hermosas, ¿por qué tirarlas y reemplazarlas por algo que no tiene carácter? Nos preguntamos constantemente cómo estamos tratando a nuestro patrimonio. No podemos seguir demoliendo edificios. Deberíamos atesorar nuestros recuerdos.

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 3 de 13
Sala Beckett - 6. Bar Beckett. Imagen © Adrià Goula

VB: Cuando describen su trabajo, utilizan palabras y frases como observación, estado de ruina, cicatrices, incertidumbres y dudas, intuición, reutilización adaptativa, segunda vida, calidad de lo inacabado, arquitectura antigua, y sin urgencia por una solución. ¿De qué dirían que trata su trabajo y qué tipo de arquitectura intentan lograr?

EP: Dedicamos nuestro trabajo a los futuros usuarios y lo pensamos como una especie de regalo para las personas que lo disfrutarán. Trabajamos mucho con nuestros clientes. Ellos nos brindan muchas pistas. Necesitamos libertad en estas relaciones pero también debemos condicionar nuestro trabajo a requisitos específicos. En cada proyecto, trabajamos para crear una relación con el cliente y tener la confianza de que está obteniendo de nosotros el mejor proyecto posible. Intentamos no especializarnos en lo que hacemos pero desarrollamos ideas sobre cómo lo hacemos. Nunca buscamos soluciones demasiado rápido; necesitamos aprender mucho antes de eso.

RF: Entre las cosas que mencionaste, las incertidumbres y dudas son muy importantes porque cada proyecto abre una serie de posibilidades, interrogantes e intereses. Cada proyecto es para nosotros un campo de investigación. Por eso no tenemos urgencia en encontrar una solución porque queremos investigar hacia dónde nos pueden llevar las diferentes posibilidades. La investigación no necesita urgencia. Se trata de tener pasión por volver a intentarlo y probar nuevas formas de diseñar. Eso es lo que nos gusta y disfrutamos: poder dibujar una y otra vez para descubrir nuevos hallazgos. No tememos al fracaso; disfrutamos el proceso.

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 11 de 13
Museo de los Molinos - Puerta y mesa. Imagen © Duccio Malagamba

VB: Tengo mucha curiosidad por su proceso de diseño. Sé que Enric Miralles normalmente comenzaba con un plan, que acumulaba continuamente capas de información, y tendía a posponer la expresión de una visión final. Se materializaría lentamente, como un viaje. ¿Cómo empiezan y trabajan en los proyectos?

EP: Pienso más o menos lo mismo. También comenzamos con el plan. Mentalmente controlamos todas las alturas y tenemos una idea de la sección sin dibujarla. Además, necesitamos incorporar todo el contexto que lo rodea. Y sí, es como un viaje.

RF: Nos gusta que nuestros planes incorporen diferentes conversaciones con nuestros clientes. Una de las ventajas del dibujo a mano es que tiene una condición abierta. Invita a nuevos jugadores a unirse a nuestra conversación. Cuando repasamos nuestros dibujos todos los entienden como un proceso y las cosas se pueden discutir y mejorar. Este material es abierto y lo alimentamos y actualizamos constantemente con aportes de nuestros clientes y consultores. Disfrutamos mucho de este proceso e intentamos ser lo suficientemente flexibles para que nuestros proyectos sigan creciendo con información y complejidad. Es por eso que utilizamos el tipo de geometría que permitiría la suficiente flexibilidad para adaptarnos a los cambios. Por ese motivo, evitamos utilizar cualquier tipo de sistema o módulo. Nuestra geometría es enteramente situacional y muy específica. Eso es lo que hace que nuestros dibujos y proyectos sean incompletos y adaptables. Se pueden ampliar con nuevas conversaciones. Lo mismo ocurre con nuestra elección de materiales. De algunas cosas estamos seguros, mientras que de otras puede que nos falte certeza. Algunas condiciones están dibujadas y otras se dejan en blanco por el momento. Y paralelamente al uso de la computadora, nuestro material principal se produce a mano en papel. Pensamos mientras dibujamos. Añadimos otra capa de papel vitela y seguimos dibujando. Nos interesan las reflexiones, no las soluciones.

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 12 de 13
Centro Cultural Casal Balaguer. Imagen Cortesía de Flores & Prats

VB: Los arquitectos tienden a quejarse de que los clientes los obligan a trabajar muy rápido. Pero ustedes insisten en trabajar despacio. ¿Esto significa que buscan específicamente proyectos lentos? ¿Dónde los encuentran?

RF: [Risas.] Parece que nos encuentran. Pero esto no significa que no cumplamos los plazos. Y aquí trabajamos para el municipio, que tiene calendarios muy ajustados y presupuestos fijos.

EP: Lo que nos permite trabajar de esta manera es que no nos distraemos con muchos proyectos. Nunca trabajamos en más de tres proyectos a la vez, incluidos dos grandes. Nos aseguramos de tener tiempo. Y tenemos un equipo pequeño, normalmente de sólo diez personas, nunca más de doce. Algunos son nuestros actuales o antiguos alumnos y otros provienen de diferentes partes del mundo.

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 4 de 13
Casa Providencia - Fachada trasera con limonero. Imagen © Hisao Suzuki

VB: Miralles ha dicho: “Ser permanente es contrario a la existencia. Las cosas están cambiando para siempre” y llamó a su arquitectura "Una máquina para acumular tiempo". ¿Qué opinan de esta idea de arquitectura editada y adaptada a las nuevas realidades?

RF: Por supuesto que coincidimos con el punto de vista de Enric. Nunca intentamos preservar las ruinas; las adaptamos a nuevos usos. Nos encanta trabajar en proyectos que constituyen contenedores de tiempo. Para nosotros no hay jerarquía. Cada tiempo y uso tienen igualdad de importancia. Sumamos nuestras propias manos a todas las manos anteriores que han tocado los proyectos en los que estamos trabajando.    

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 13 de 13
Centro Cultural Casal Balaguer. Imagen Cortesía de Flores & Prats

VB: Han dicho: “Pensamos que simplemente preservar el edificio antiguo es no respetarlo”. ¿Porqué es eso?

EP: Porque la pura conservación dificulta el uso de los edificios. Los edificios deben incorporarse a la vida contemporánea de las ciudades y las personas. En primer lugar, deben responder a sus programas. Esto es lo que llamamos derecho a heredar. Intentamos que sean útiles y eso es lo que, en última instancia, hará felices a sus ocupantes. Nos resulta muy agradable trabajar con edificios antiguos porque ofrecen condiciones muy diferentes para vivir y trabajar, y suelen ser mucho más generosos en cuanto a espacio y materiales.

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 10 de 13
Casa Providencia - Llegada a las habitaciones. Imagen © Hisao Suzuki

RF: Creemos que demuestra cuánto respetamos un edificio histórico no simplemente al preservarlo sino al incorporarlo a nuestro tiempo. Las ruinas son simplemente hermosas a la vista, pero un edificio antiguo debería ser más que eso; debería volver a ser útil de formas nuevas y emocionantes. Pero si lo dejas intacto y preservado, en cierto modo lo dejas morir. Es como decirle al edificio: “Ya no puedes participar en la vida contemporánea. Has terminado”. Tocando y modificando edificios antiguos les mostramos nuestro respeto y queremos que vuelvan a ser útiles de nuevo.

EP: También queremos trabajar con las cualidades especiales de estos edificios. Queremos que los edificios conmuevan emocionalmente a la gente y experimentamos con estas ideas todo el tiempo, tanto en nuestra práctica como en la enseñanza. Se necesita tiempo y habilidades para adaptar un edificio a su nuevo programa, cómo alinear los dos es crucial.

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 9 de 13
Centro Cultural Casal Balaguer - Nuevo techo de madera, con entrada de luz natural para iluminar la biblioteca. Imagen © Adrià Goula

VB: Su trabajo parece estar completamente centrado en la reutilización adaptativa. ¿Siguieron esta dirección desde el principio? ¿Qué desencadenó este interés y de dónde surgió la idea de conservar la mayor cantidad posible de rastros de estructuras antiguas?

EP: Dio la casualidad de que muchos de nuestros proyectos desde el principio eran edificios existentes que necesitaban rehabilitación. Eso mantuvo nuestro enfoque en lidiar con estructuras más antiguas y nos gustó porque para entonces desarrollamos una empatía por los edificios antiguos porque, a finales de los años 80, sufrimos una demolición generalizada cuando Barcelona se preparaba para los Juegos Olímpicos de Verano de 1992. Pensamos que ese proceso fue desinformado y bastante radical. Creemos que se podrían implementar más estrategias quirúrgicas y se podrían haber salvado muchos edificios hermosos. Nos quedamos impactados porque conocíamos a personas que vivían en esos edificios. Se estaba perdiendo mucha historia, cultura y belleza. No tenía sentido perder edificios con carpintería, cantería y demás tan exquisitas. Entonces, para nosotros ese fue el momento en el que decidimos centrarnos en dar una nueva vida a los edificios antiguos. Pensábamos que los arquitectos se centraban demasiado en la nueva construcción y no queríamos ser parte de ese movimiento. Fue entonces cuando nuestra preocupación creció y quizás coincidentemente, muchos de nuestros proyectos fueron renovaciones de departamentos, fábricas, etc. Con el tiempo, la reutilización adaptativa se convirtió en un enfoque consciente para nosotros.

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 6 de 13
Eva Prats. Imagen © Alex García

RF: Muchos de nuestros proyectos se realizan a través de concursos y, por lo general, cuando decidimos en qué concurso participar, elegimos aquellos que se centran en la reutilización adaptativa. Como dijo Eva, nuestras preocupaciones iniciales se basaban en la intuición. Pero con la experiencia decidimos trabajar predominantemente en proyectos de reutilización adaptativa e incluso llevamos este tema a nuestros proyectos escolares, donde los examinamos de manera bastante metódica. Estos ejercicios con estudiantes nos parecen muy efectivos porque cuando trabajas en un nuevo proyecto, puedes diseñar casi cualquier cosa. Pero cuando trabajas con las condiciones existentes, tu respuesta es como un diálogo. Por eso disfrutamos más de estos proyectos que de aquellos que son completamente nuevos. Valoramos más la idea de continuidad que inventar algo desde cero. Para nosotros, nuestros proyectos son como historias de detectives. Hay tantas preguntas sobre lo que sucedió en el pasado que, en cierto modo, es como chismear. Surgen muchas intrigas en estos proyectos, y hay tantas pistas y rastros que disparan la imaginación. Así comienza una conversación.

“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores - Imagen 7 de 13
Ricardo Flores. Imagen © Judith Casas

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Belogolovsky, Vladimir. "“Nuestros proyectos son como historias de detectives”: en conversación con Eva Prats y Ricardo Flores" [“Our Projects Are like Detective Stories”: In Conversation with Eva Prats and Ricardo Flores] 16 oct 2023. ArchDaily Colombia. (Trad. Iñiguez, Agustina) Accedido el . <https://www.archdaily.co/co/1008027/nuestros-proyectos-son-como-historias-de-detectives-en-conversacion-con-eva-prats-y-ricardo-flores> ISSN 0719-8914

Más entrevistas en nuestroCanal de YouTube

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.