Oficina Nómada de Arquitectura: “¿Por qué nos acostumbramos a ver arquitectura perfecta y pulcra?”

Oficina Nómada de Arquitectura: “¿Por qué nos acostumbramos a ver arquitectura perfecta y pulcra?”

Oficina Nómada de Arquitectura (ONA) es un estudio argentino conformado en el año 2017 en la provincia de Mendoza. Dedicándose al diseño arquitectónico, la dirección de proyectos, la coordinación y la gestión de negocios, ONA opera a través de una plataforma colaborativa de trabajo virtual alojada en la nube. Esta modalidad digital y nómada, habilita la interacción de diversas disciplinas y oficios y permite que los colaboradores puedan desarrollar sus tareas desde cualquier lugar del mundo. También, buscando ampliar su alcance proyectual, el estudio trabaja con dos iniciativas paralelas, ARCINECTURA y ONALAB, donde experimentan con los diversos puntos de encuentro entre la arquitectura y el cine y desarrollan nuevas técnicas de representación y visualización.

Buscando indagar en sus inicios, conocer sus búsquedas y propósitos, aprender de su mecánica de trabajo como nómadas digitales y explorar su relación con el cine y la visualización, realizamos la siguiente entrevista a Nicolás Guerra, coordinador general de ONA (Oficina Nómada de Arquitectura):

Belén Maiztegui (BM): Nos gustaría iniciar conversando un poco sobre el nombre del estudio ¿Podrían contarnos que significa, para ustedes, ser una Oficina Nómada de Arquitectura? ¿Cómo es la mecánica de trabajo para el desarrollo de proyectos arquitectónicos en el estudio?

Nicolás Guerra (ONA): Desde que ONA comenzó a trabajar a principios del 2017, tenemos dentro de nuestra filosofía la idea base de practicar el “nomadismo digital”. Esto significa que nuestra oficina funciona a través de un servidor alojado en la nube, lo cual nos permite conectarnos de forma remota y trabajar desde cualquier lugar del mundo. Esta modalidad incluye la posibilidad de no tener que encontrarse de forma presencial en el estudio, como así también ser flexibles en cuanto al horario de trabajo durante la semana. Por lo tanto, cada integrante de ONA sigue un cronograma de objetivos de cada proyecto y, más allá de eso, tiene libertad para organizarse individualmente como le sea más cómodo. Afortunadamente, no nos fue complicado adaptarnos al home office -que tuvimos que incorporar inesperadamente en todos los espacios de trabajo desde que comenzó la pandemia por el coronavirus a principios del 2020-. Como mecánica de trabajo intentamos sistematizar el desarrollo de cada proyecto a través de un método laboral creado específicamente para poder realizar un avance, seguimiento y control en todo el proceso proyectual de una determinada propuesta a través de objetivos, responsables y un cronograma interno de entregas. Los y las integrantes de ONA sabemos, mes a mes, las tareas que debemos realizar para poder completar cada uno de los objetivos planteados dentro de cada proyectos en tiempo y forma.

Inicialmente, la “oficina nómada” surgió también como una idea muy divertida y disruptiva de poder adaptar una antigua camioneta tipo "van" con equipos, tecnología y conexión wifi satelital para que una célula del estudio funcione desde ahí, pudiendo trasladar el espacio de trabajo a cualquier lugar, ya sea para una visita de obra como también tener la posibilidad de elegir algún paisaje natural aleatorio como sitio temporal de trabajo. En un futuro (esperamos que no muy lejano) tenemos la intención de poder llevar adelante esta pequeña locura y poder movernos con ONA donde sea, para poder elegir, día a día, el entorno de trabajo que más nos guste sin perjudicar el avance de ninguno de nuestros proyectos.

Edificio DCA. Image © Arq. Luis Abba
Edificio DCA. Image © Arq. Luis Abba

BM: Entiendo que están interesados en ampliar los bordes de la arquitectura, interactuando desde la oficina con otras disciplinas como el cine y la fotografía ¿Pueden contarnos sobre el proyecto paralelo ARCINECTURA? ¿Estos mundos tangenciales enriquecen las discusiones dentro del estudio?

ONA: Creemos que los procesos proyectuales pueden ser múltiples y muy distintos entre sí. Un concepto arquitectónico a desarrollar en una determinada propuesta puede tener disparadores creativos en diversos lugares. Uno de ellos, para nuestra oficina, es el cine, ya que son asombrosas las analogías que se pueden encontrar entre estas dos disciplinas: la arquitectura como “escenografía” de la vida cotidiana, el director de cine como “arquitecto” que materializa un determinado guion, la matriz compleja de variables que hay que tener en cuenta para llevar adelante una película/obra, etc. El proyecto ARCINECTURA surge como marco teórico y práctico de una pequeña investigación interna que venimos realizando para encontrar, analizar y reinterpretar los diversos puntos de encuentro entre la arquitectura y el cine. Dentro de este espacio analizamos obras del séptimo arte bajo distintos ejes temáticos (el último ciclo se llamó “Espacios Mentales”) donde proyectamos películas en ciclos gratuitos que hacemos de público acceso y exploramos sobre las problemáticas planteadas en los diferentes guiones para buscar los puntos de conexión con nuestra disciplina y sus complejidades. No hay necesidad de tener conocimientos teóricos previos y, dada la heterogeneidad de personas que asisten a los encuentros, desde filósofos hasta bailarines, se genera una atmósfera de intercambio de enorme riqueza conceptual que buscamos sintetizar y aplicar en los conceptos de nuestras obras.

Ya hemos tenido posibilidad de organizar dos ciclos completos acá en Mendoza (2017 y 2018) y también surgió la iniciativa de armar un ciclo en Xalapa, en el estado mexicano de Veracruz durante el 2019. Por suerte, han sido todas grandes experiencias, donde personas de las más diversas disciplinas se acercan a compartir un momento cinematográfico y luego, entre copas de vino y algo para picar, se desarrollan largas charlas con intercambio de ideas y reflexiones que incluso, en algunas ocasiones, pueden llegar a prolongarse por varias horas.

Arcinectura. Image Cortesía de ONA - Oficina Nómada de Arquitectura
Arcinectura. Image Cortesía de ONA - Oficina Nómada de Arquitectura

BM: Por otro lado, llama la atención la particular gráfica del estudio, donde cada proyecto tiene un icono que lo representa. Para ustedes, ¿es necesario que cada obra tenga detrás un concepto central y particular? Al transformar estas ideas proyectuales en iconografías, ¿Qué creen que aporta la síntesis gráfica en materia de comunicación arquitectónica?

ONA: Dentro de ONA no consideramos que se pueda desarrollar un proyecto/obra de arquitectura sin un concepto disciplinar que lo valide y fundamente. Y por concepto no entendemos únicamente aquella imagen romántica de vincular el desarrollo de un proyecto a una idea estrictamente poética. Para nosotros, el concepto de un buen proyecto radica en la convergencia equilibrada y contextualizada de numerosas variables, tanto internas -nuestro respuesta al programa de necesidades solicitado teniendo en cuenta el punto de vista del cliente y el desafío proyectual para llevar adelante esa tarea- como externas, ya sean socio-económicas, históricas, geográficas, institucionales, y temporales. Buscamos en todo momento desarrollar nuestras propuestas con un concepto base que los articule y sustente. La exploración tectónica y morfológica, la sinceridad de los materiales y de la estructura, la luz, la atención a los detalles constructivos y la posibilidad de generar espacios arquitectónicos por y para el ser humano donde las personas puedan disfrutar de su vida cotidiana son las principales búsquedas proyectuales/conceptuales que tenemos dentro del equipo de ONA y que están presentes en cada una de las obras que realizamos.

En la actualidad, dada la alta competitividad que se plantea en el mundo laboral, los estudios pequeños/emergentes no sólo se deben centrar en realizar buenos proyectos, sino que también la forma de comunicar las propuestas en redes es fundamental. La síntesis gráfica que elaboramos a través de una grilla de iconográfica y una paleta cromática segmentada que usamos para transmitir lo que hacemos nos parece una forma clara, eficaz y directa de llegar a las personas que quieren conocer nuestro trabajo. Somos varios los estudios de arquitectura que trabajamos con este recurso de comunicación visual (como “BIG” a nivel internacional o “BAAG” a nivel nacional) y realmente nos parece una herramienta muy poderosa e innovadora en materia de difusión arquitectónica.

Sitio web. Image Cortesía de ONA - Oficina Nómada de Arquitectura
Sitio web. Image Cortesía de ONA - Oficina Nómada de Arquitectura

BM: Respecto a esto último, también entiendo que dentro del estudio trabajan con nuevas técnicas de representación arquitectónica como la realidad aumentada ¿Pueden contarnos qué es ONALAB?

ONA: ONALAB es un espacio de experimentación dentro de ONA. Es nuestro LABoratorio para desarrollar nuevas formas de contar nuestros proyectos. Intentamos, en la medida que las posibilidades lo permiten, indagar sobre otras vías de expresión y representación de los espacios que proyectamos para que nuestros clientes. Investigar sobre nuevas formas de mostrar los espacios que ideamos en nuestras propuestas y buscar la manera de transmitir con mayor precisión las características de los espacios a construir en una futura obra para que nuestros clientes comprendan mucho mejor los proyectos y, de esta forma, disminuir los imprevistos durante la misma.

Dentro de ONA generamos una red de trabajo para el desarrollo de proyectos arquitectónicos, que propone un cambio e innovación en la percepción de la arquitectura. La utilización de técnicas tradicionales e innovadoras como nuevos modos de representar y materializar proyectos arquitectónicos permite también la exploración de nuevas estrategias y alcances donde no sólo el arquitecto, sino también el futuro usuario puede participar. Los proyectos desarrollados por el equipo surgen de diversas formas; a través de exploraciones disciplinares, indagando sobre reflexiones conceptuales, o también en conjunto con otras actividades, como los desarrollos inmobiliarios. Buscamos comprender las necesidades propuestas dentro de un contexto socio-económico y generar las mejores soluciones del habitar contemporáneo en un mundo en constante movimiento y evolución. De esta manera, ONA pretende acercar y minimizar los límites entre el mundo tangible y el mundo digital. Lamentablemente, debido a la situación de pandemia, tuvimos que poner en pausa los avances por inconvenientes de disponibilidad en la incorporación de nuevas tecnologías al país, pero esperamos poder retomar con la actividad en los próximos meses.

Proyecto CJR. Image Cortesía de ONA - Oficina Nómada de Arquitectura
Proyecto CJR. Image Cortesía de ONA - Oficina Nómada de Arquitectura

BM: ¿Nos podrían contar sobre sus participaciones en concursos de arquitectura? ¿Qué ven de relevante en este tipo de oportunidades proyectuales?

ONA: Hace varios años que desde ONA participamos en concursos de arquitectura, tanto a nivel nacional como internacional. Afortunadamente, en el año 2020 obtuvimos dos importantes premios en Argentina: el primer premio del concurso provincial de ideas “Concurso Express: Propuestas para Casos de Emergencia” y el segundo premio del concurso nacional de anteproyectos “Vivienda Urbana Sostenible”. Estos valoraciones resultaron de gran importancia, no sólo por el reconocimiento público alcanzado, sino también porque se renovó internamente el entusiasmo y el interés para seguir participando en este tipo de propuestas a futuro. Consideramos que la herramienta del concurso público organizada a través de instituciones idóneas, reconocidas y serias es la forma más transparente y eficaz de convocar distintas respuestas profesionales a una problemática urbana específica, ya que le permite a pequeños, medianos y grandes espacios de trabajo el poder expresar, en igualdad de condiciones de anonimato ante un jurado, sus reflexiones y propuestas acerca de la ciudad que todos y todas queremos habitar. Además, para nosotros, los concursos son una forma de poder pensar en diferentes escalas de escalas de proyectos y resolver muy diversos programas de necesidades que se presentan como desafíos creativos, ya que en muchas ocasiones tenemos que ponernos a estudiar e investigar la temática planteada en el concurso antes de comenzar a pensar nuestras propuestas de proyecto.

Segundo premio Concurso Vivienda Urbana Sostenible . Image Cortesía de ONA - Oficina Nómada de Arquitectura
Segundo premio Concurso Vivienda Urbana Sostenible . Image Cortesía de ONA - Oficina Nómada de Arquitectura

BM: Uno de sus proyectos publicados en nuestra plataforma es la vivienda CJP, la cual no se encuentra 100% terminada y, sin embargo, ustedes decidieron compartirla y darle difusión ¿Qué opinión tienen acerca de la comunicación de obras no finalizadas en los medios que se dedican a la difusión de arquitectura?

ONA: Dentro de la vivienda CJP se presenta una situación no muy común dentro de la arquitectura que se publica: el proyecto no se encuentra 100% terminado y ya se encuentra ocupado por sus usuarios, quienes están habitando el proceso de finalización de su obra. Desde ONA le llamamos “habitar el proceso”. Esta situación particular de mostrar en un registro fotográfico el habitar de una obra en su etapa final nos pareció algo muy interesante para compartir, ya que no hay precisión de cuándo se podrá concluir con los detalles faltantes, pero la arquitectura construida ya expresa la esencia fundamental del proyecto original.

Aunque no parezca, en la vida real, estas circunstancias son mucho más frecuentes de lo que parece, pero no suelen verse reflejadas en las publicaciones de arquitectura, donde se puede contemplar la obra perfectamente acabada, ordenada y, en muchos casos, hasta vacía. Entonces surgen los siguientes interrogantes para reflexionar: ¿No es acaso el objetivo primigenio de toda obra de arquitectura el dar refugio a sus habitantes, aún si ésta no se encuentra perfectamente terminada? ¿Por qué nos hemos acostumbrado a ver arquitectura perfecta, pulcra y sin ningún tipo de ruido visual cuando en la realidad sucede otra cosa? En el habitar del ser humano se encuentra el eje fundamental que da vida, concepto, proporción, escala y motivo originario de todo proyecto arquitectónico. Quizás en un futuro sea posible el poder apreciar en publicaciones un mayor número de obras de arquitectura imperfectas o inacabas, más reales, que muestran a sus habitantes felices haciendo uso y disfrutando de las ideas construidas que vamos desarrollando dentro de nuestra profesión, de las cuales se puede aprender enormemente, aún sin estar concluidas.

Vivienda CJP. Image © Arq. Luis Abba
Vivienda CJP. Image © Arq. Luis Abba

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Belén Maiztegui. "Oficina Nómada de Arquitectura: “¿Por qué nos acostumbramos a ver arquitectura perfecta y pulcra?”" 29 may 2021. ArchDaily Colombia. Accedido el . <https://www.archdaily.co/co/961488/oficina-nomada-de-arquitectura-por-que-nos-acostumbramos-a-ver-arquitectura-perfecta-y-pulcra> ISSN 0719-8914

Más entrevistas en nuestroCanal de YouTube

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.