El sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

Regístrate ahora y guarda el contenido de ArchDaily

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

Revisa el catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

i

En todo el mundo, arquitectos están encontrando maneras geniales para reutilizar edificios antiguos. Haz clic aquí para ver las mejores remodelaciones.

¿Quieres ver los mejores proyectos de remodelación? Haz clic aquí.

i

Navega a través de edificios inspiradores con nuestra selección de videos en 360. Haz clic aquí.

Revisa nuestros inspiradores videos en 360​. Haz clic aquí.

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
Navega entre artículos utilizando tu teclado
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. Decide: ¿la foto o el proyecto?

Decide: ¿la foto o el proyecto?

Decide: ¿la foto o el proyecto?
Decide: ¿la foto o el proyecto? , The Barbican Estate / Chamberlin, Powell and Bon Architects. Image vía ArchDaily
The Barbican Estate / Chamberlin, Powell and Bon Architects. Image vía ArchDaily

Al hablar del ser humano, hablamos simultáneamente de un objeto y sujeto, o bien, tanto de un cuerpo (que permite la existencia de los sentidos) como de un alma (que los interpreta).

En Los Ojos de la Piel, Juhani Pallasma reflexiona – desde el punto de vista arquitectónico – sobre algunos de estos conceptos. En tiempo recientes, se le ha otorgado mayor importancia a la vista que a los demás sentidos, suprimiéndolos y, así, ocasionando la desaparición de algunas cualidades sensoriales y sensuales presentes en la arquitectura del pasado.

Tenemos que lidiar con la exclusión del tacto, olfato, gusto y audición de la práctica arquitectónica actual. Todos estos son partes de nuestra experiencia existencial, y cada uno desempeña un rol importante en nuestra construcción de la realidad que nos rodea y de nuestro propio ser-en-el-mundo. Por supuesto, no percibimos estímulos a nuestros sentidos de manera aislada, sino que se fusionan para brindarnos una experiencia interactiva, simultánea y completa. Un color, por ejemplo, captado por los ojos, puede evocar un sabor, así como observar una textura puede provocarnos una sensación en la piel que habitamos. Este tipo de gestos intencionados son los que marcaron la arquitectura en tiempos pasados; los que la elevaron al nivel del arte.

The Barbican Estate / Chamberlin, Powell and Bon Architects. Image vía ArchDaily
The Barbican Estate / Chamberlin, Powell and Bon Architects. Image vía ArchDaily

Cuando comienza a proliferar la fotografía arquitectónica, se crea un nuevo observador: el incorpóreo. La vista ya no sólo es el sentido inconscientemente preferido por el usuario para interpretar el mundo, sino que se convirtió en el único disponible. Esta especie de democratización de la arquitectura, aunque aparentemente inofensiva, resulta ser de gran peligro al perseguir provocar un impacto instantáneo en sus consumidores. Se trata de que, como arquitectos, estamos diseñando imágenes en lugar de experiencias, y creando espectadores de la realidad en lugar de habitantes.

El mundo se vive de manera diferente a la que nos muestran los videos o fotografías, y la arquitectura significativa es entonces aquella que nos ofrece experimentarnos como seres duales (corporales y espirituales), y nos posibilita trabajar sobre nosotros mismos, sobre nuestras interpretaciones de nosotros mismos, y sobre qué es realmente el mundo exterior, o por lo menos, qué es para nosotros.

Vitra Fire Station / Zaha Hadid. Image vía ArchDaily
Vitra Fire Station / Zaha Hadid. Image vía ArchDaily

Una arquitectura noble funciona como el medio por el cual los seres humanos nos reconciliamos con el abrumante espacio eterno y tiempo infinito. Nos permite escalar estos conceptos, dándoles medidas humanas. Entonces ¿qué pasa cuando se convierte en un medio auto-expresivo; un juego intelectual?  Propagar una arquitectura inherentemente visual y carente de conexiones individuales o sociales convierte al mundo que habitamos en una caricatura de sí, bidimensional y sin verdadero significado.

Es a partir de estos conceptos que decidimos hacer un ejercicio, tomando fotografías de algunas obras clásicas de la arquitectura y preguntando a ustedes, nuestros lectores, ¿qué ven aquí? ¿Una buena foto, o un buen proyecto?

Ver la galería completa

Sobre este autor/a
Karina Zatarain
Autor
Cita: Karina Zatarain. "Decide: ¿la foto o el proyecto? " 24 mar 2017. ArchDaily Colombia. Accedido el . <https://www.archdaily.co/co/867590/decide-la-foto-o-el-proyecto> ISSN 0719-8914