Filip Dujardin

EXPLORA AQUÍ LOS PROYECTOS CON SUS FOTOGRAFÍAS

Invernaderos como espacios de convivencia entre el ser humano y la naturaleza

Los investigadores señalan que los primeros invernaderos surgieron debido al deseo del emperador Tiberio (42 a.C. al 37 d.C.) de comer pepinos todos los días del año. Como era imposible cultivar la verdura en la isla de Capri durante el invierno, sus jardineros desarrollaron camas montadas sobre ruedas que se movían hacia el sol, y en los días de invierno se colocaban bajo una cubierta translúcida de selenita (una variedad de yeso cristalizado con apariencia vidriosa). La producción de invernaderos se hizo posible después de la Revolución Industrial, gracias a la disponibilidad de láminas de vidrio producidas en masa. Desde entonces, se han utilizado para cultivar alimentos y flores, formando un microclima adecuado para especies vegetales incluso en lugares con climas severos. Pero en algunos casos, estas condiciones internas también pueden ser interesantes para crear espacios habitables. La reciente premiación de Lacaton & Vassal vuelve a poner a esta tipología en la palestra. ¿Cómo crear invernaderos que entreguen beneficios a los seres humanos y a las plantas al mismo tiempo?

Centro educativo de Paddenbroek / jo taillieu architecten

© Filip Dujardin© Filip Dujardin© Filip Dujardin© Filip Dujardin+ 16

Casa Patijn / Caroline Lambrechts & Machteld D'Hollander

© Filip Dujardin© Filip Dujardin© Filip Dujardin© Filip Dujardin+ 25

Repensar la Monumentalidad: Escala humana en la arquitectura y los espacios públicos del Bloque Soviético del Este

Restos de un pasado socialista, la arquitectura monumental y los espacios urbanos de gran escala construidos por el Bloque del Este en Europa constituyen, al día de hoy, un legado desafiante que se encuentra desarticulado a los entornos y los valores contemporáneos. Aunque contrastante y cargada de ideología, esta arquitectura ha comenzado a reconciliarse con sus entornos a través de procesos de reutilización adaptativa, renovación, o a través de su recontextualización como patrimonio arquitectónico. Al (re)introducir la escala humana en estos proyectos de arquitectura monumental y en los espacios públicos, estas entidades están siendo reapropiadas, volviendo a formar parte de la vida urbana y cultural de las ciudades.

Plaza Azatlyk de Naberezhnye Chelny por DROM. Imagen © Dmitry ChebanenkoLa Pirámide de Tirana. Imagen © Gent OnuziPlaza Skanderbeg por 51N4E. Imagen © Filip DujardinPlaza Azatlyk de Naberezhnye Chelny por DROM. Imagen © Dmitry Chebanenko+ 14

Arquitectura en el agua: pabellones flotantes y la belleza del arte temporal

La arquitectura se define por su permanencia. Si bien las obras más célebres de la disciplina son a menudo las que se construyeron para durar, hay una belleza y un valor inherentes en una arquitectura de impermanencia. Más allá de los edificios convencionales y considerando los impactos ambientales y sociales, las estructuras temporales tienen el potencial de ampliar los límites de la arquitectura y la categorización del arte.

Cortesía de Bulot+Collins© Wolfgang Volz© Studio Tom Emerson© Ahmad El Mad+ 10

Conjuntos de Vivienda social: Potenciales promotores de la vida comunitaria

© Carlina TeterisCourtesy of SANAA© David Boureau© James Brittain Photography+ 12

Al considerar “Cómo viviremos juntos”, es importante tener en cuenta la connotación proyectiva y hacia el futuro de la frase. La idea no solo abarca las formas en que ya compartimos nuestro entorno construido, sino que también se enfoca en los problemas anticipados que deben abordarse para facilitar formas de vida comunitarias y mutuamente beneficiosas.

10 acciones que mejoran las calles para los niños

La semana pasada, Global Designing Cities Initiative (GDCI) lanzó la iniciativa Designing Streets for Kids para establecer una nueva línea de base global para el diseño de calles urbanas. Designing Streets for Kids se basa en el enfoque de priorizar a las personas, atendiendo las necesidades específicas de los bebés, los niños y sus cuidadores como peatones, ciclistas y usuarios del tránsito en las calles urbanas de todo el mundo.

Diseño de calles para niños. Imagen cortesía de NACTO-GDCIDiseño de calles para niños. Imagen cortesía de NACTO-GDCIDiseño de calles para niños. Imagen cortesía de NACTO-GDCILa ciudad de Fortaleza, Brasil, lanzó un nuevo proyecto Cidade da Gente (Ciudad de la gente) en Dragão do Mar en agosto de 2018. Antes, solo el 32% se sentía seguro o muy a salvo del tráfico motorizado. Después de Cidade da Gente, esta proporción subió al 86%. Imagen cortesía de NACTO-GDCI+ 18

Casa Duna / Marc Koehler Architects

© Filip Dujardin© Filip Dujardin© Filip Dujardin© Filip Dujardin+ 18

Chiara Gambarana: "El proceso de co-diseño debería ser imprescindible, las personas deberían estar capacitadas para diseñar sus propias soluciones"

En el mundo de hoy, donde la huella urbana se prolonga desmesuradamente y los costos por construir impactan severamente al planeta, se han desarrollado soluciones alternativas que remontan a los principios esenciales. En el marco del Foro académico de vivienda 2020 de la Universidad de los Andes en Bogotá se presentaron los temas pertinentes por la situación crítica de la vivienda en un país en vía de desarrollo como Colombia.

Jürgen Mayer H: "Hacemos arquitectura porque creemos en un futuro mejor"

Museo Garage en Miami / Jürgen Mayer. Imagen © Miguel Guzman
Museo Garage en Miami / Jürgen Mayer. Imagen © Miguel Guzman

El arquitecto Jürgen Mayer H. fundó su empresa J.MAYER.H en el año 1996 en Berlín. Estudió tanto en Alemania (Universidad de Stuttgart) como en los Estados Unidos (Cooper Union y Princeton). En 2010 me comentó que, aunque su sólida formación profesional en Alemania le había proporcionado un gran caudal de conocimiento sobre los aspectos técnicos y prácticos de la arquitectura, aún le faltaba una visión clara sobre cómo desarrollar un pensamiento y un lenguaje arquitectónico propio.

Años de cuestionamiento y experimentación finalmente lo llevaron al desarrollo de una voz propia y distintiva. Mayer H. ha proyectado edificios con identidades únicas para diversos lugares del mundo, caracterizados particularmente por el uso de patrones de protección de datos (patrones utilizados en el interior de los sobres para ocultar la información personal), los cuales desencadenaron la creación de una arquitectura nunca antes vista. En mi reciente visita a su estudio en Berlín Occidental, discutimos sobre la importancia de la identidad en los arquitectos. Cuando discutimos sobre lo que piensa acerca de mantener su “estilo” cuando los medios ya no lo celebran, comentó: "Esto comenzó como mi voz pero ahora es la contribución de todo un equipo. No hay ninguna intención ni estrategia aquí, sólo nuestra propia capacidad de trabajar con el medio de la arquitectura".

Tribunal de Justicia / Jürgen Mayer. Imagen © Filip DujardinMetropol Parasol / Jürgen Mayer. Imagen © Nikkol Rot for HolcimParadas de descanso en Gori / Jürgen Mayer. Imagen © Jesko Malkolm Johnsson-ZahnPuesto de control fronterizo de Sarpi / Jürgen Mayer. Imagen © Jesko Malkolm Johnsson-Zahn+ 38

Habitar en el techo: azoteas como espacios de extensión

Cortesía de JAJA Architects© Studio Bauhaus, Ryuji Inoue© John Siu© Yoshiharu Matsumura+ 28

Cuando hablamos de azoteas o quintas fachadas ya es un clásico pensar en cubiertas vegetales. En realidad, hay un amplísimo abanico de usos y posibilidades que se materializan de distintas formas dependiendo de las necesidades técnicas especificas de cada azotea así como de las posibilidades espaciales y climáticas de cada lugar. Las cubiertas también pueden ser un espacio propicio para desarrollar estructuras, extensiones, areas recreativas, espacios interactivos e incluso la cubierta podría llegar a jugar un papel clave en la integración paisajística de una obra. 

La arquitectura tiene límites para lograr la equidad urbana: ¿Qué debemos hacer?

Accesibilidad y movilidad. Cuando se perciben a través de la lente arquitectónica, estos términos a menudo evocan un rango limitado por dos extremos. Por un lado, la flexibilidad de los sistemas de circulación; la universalidad de las redes de salida; y los tecnicismos de mínimos y máximos. Por otro lado, la capacidad de un proyecto para apoyar una amplia gama de narrativas socioeconómicas; su maleabilidad frente a fluctuaciones rápidas de programa y función; y su reactividad para mantener un papel productivo en medio de los flujos y reflujos de la dinámica social.