Agrandar imagen | Ver tamaño original
Obra propuesta para el Premio de la Unión Europea de Arquitectura Contemporánea Mies van der Rohe 2017. La ubicación, en una pequeña colina, es privilegiada. El campo longitudinal está abierto hacia el sur con vista a la montaña Youhtas. ¿Cómo puede una residencia lineal hacer frente a la intensa luz cretense? La casa se despliega necesariamente a lo largo del lado sur, el lado del sol: a través de una doble curvatura, el edificio se curva por el poder del camino del sol de este a oeste. La casa está situada en un barrio nuevo y tranquilo de la ciudad mediterránea de Heraklion, no lejos del centro de la ciudad. El sitio de esquina, plano y elevado, ofrece vistas de la ciudad y tiene una orientación sur. Esta casa familiar fue diseñada para las necesidades de una pareja joven y sus dos hijos pequeños. Se desarrolla en cuatro niveles, alojando los espacios de estar en el nivel del suelo y los dormitorios en la planta baja. Este último, está abierto al jardín que está sombreado por el volumen principal elevado que alberga otro dormitorio privado y dos espacios al aire libre escindido de sus dos esquinas. El volumen de hormigón funciona como un refugio tanto para el jardín como para el espacio principal subyacente. Su color brillante es contrapuesto a la base verde oliva que acomoda los otros dormitorios, que eventualmente quedarán ocultos por las plantas trepadoras de la valla tensada de acero inoxidable. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir