Agrandar imagen | Ver tamaño original
Una tendencia de diseño emergente está llenando el vacío entre el mobiliario y la arquitectura dando forma al espacio a través de los objetos en la intersección de ambos, creando un entorno dinámico y altamente adaptable. Ya sea como consecuencia del aumento de la demanda de flexibilidad en los espacios pequeños o como expresión arquitectónica de una sociedad orientada a los dispositivos, los elementos que se encuentran entre la arquitectura y el mobiliario abren la puerta hacia una mayor versatilidad del espacio. Estos objetos operan en la convergencia de las dos escalas de la interacción humana, tallando un nuevo enfoque de diseño para los espacios interiores habitables. La arquitectura se define por un movimiento constante desde la gran escala de la ciudad, a la pequeña escala del detalle de la construcción. Aunque los arquitectos no son ajenos al diseño de muebles o productos, la creciente transdisciplinariedad que define la profesión y la sociedad en general, incentiva a los diseñadores a deslizarse sin esfuerzo entre las escalas. Como consecuencia, surge un espacio vago, donde la arquitectura y el diseño de muebles se superponen, creando una línea borrosa entre los dos campos. Estos nuevos tipos de objetos están dando forma a los espacios interiores y provocan una nueva línea de investigación teórica. Lo que el estudio Schemata Architects, con sede en Tokio, define como semi-arquitectura, es esencialmente un puente entre el mobiliario y la arquitectura donde el espacio se crea a escala de la arquitectura, utilizando el lenguaje del diseño de muebles. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir