Agrandar imagen | Ver tamaño original
La arquitectura emergente aprovecha al máximo los espacios pequeños y las experiencias íntimas. Como estructuras temporales, los pop-ups no son nada nuevo, se remontan al menos a la época romana como escenarios temporales de festivales llamados ludi. Ampliando los límites de la arquitectura, cuentan con un toque ligero para un impacto máximo, cada uno construido para hacer una declaración. Hoy en día, a menudo se diseñan en torno al ciclo de vida completo de un proyecto para minimizar el impacto ambiental. Desde estructuras para reuniones comunitarias hasta refugios de emergencia, los pop-ups abarcan una variedad de programas. Como señala Marni Epstein-Mervis, "podemos visitar parques de pop-up, comprar en tiendas pop-up, comer en restaurantes pop-up y hospedarnos en hoteles pop-up". Si bien pueden tener diferentes nombres, desde pabellones temporales hasta tiendas flash, estas arquitecturas comparten cualidades comunes de escala e impermanencia. Explorando la relación entre materiales, estructura y experiencia espacial, los siguientes proyectos analizan la arquitectura a pequeña escala a través de la lente del diseño pop-up. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir