Agrandar imagen | Ver tamaño original
Run Run Run está pensada como la arquitectura que facilita usar la ciudad de maneras alternativas. Es una infraestructura que permite convertir la calle en un campo de juego y entrenamiento; que ayuda a emanciparse de la dependencia del espacio doméstico y aporta oportunidades para favorecer el encuentro a través de actividades que suelen fomentar el individualismo. El conjunto funciona como una techno-granja urbana. Un caserón incrustado dentro de un edificio moderno. Un ensamblaje de invernadero y gruta, que protege un huerto colgante, en el que se cultivan muchos de los ingredientes con los que se cocina en Run Run Run. Organizado en torno a una cocina abierta que ofrece una alternativa a la separación entre zonas de trabajo y zonas para comer, el proyecto promueve llevar al límite la superposición de equipamientos. Hibridando duchas, taquillas, cocina, huerta y comedor en un único ecosistema interior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir