Agrandar imagen | Ver tamaño original
El sitio, cercano al Parque Ibirapuera en São Paulo, es plano y cuadrado, con su fachada orientada hacia calle. La familia de 6 integrantes adora la gastronomía, razón por cual solicitaron un hogar sencillo pero práctico y funcional, compacto pero integrado con la vegetación exterior y con una gran conexión entre la cocina y los demás ambientes. La decisión de usar una estructura metálica resultó en un plan ligero que acomoda los espacios sociales abiertos al jardín. Esto fue posible debido al material utilizado en el techo: panel OSB impermeable, que también es muy ligero. Dos volúmenes diferentes guiaron el proyecto. El primero, libre y paralelo a la calle, coloca espacios sociales en el primer nivel y las habitaciones de los niños en el segundo piso. En el otro volumen, en la parte posterior del sitio, se encuentran la cocina en el primer piso y la habitación de la pareja en el segundo piso. La conexión entre los volúmenes se realiza mediante un patio central con jardín. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir