Agrandar imagen | Ver tamaño original
Es la modificación de la construcción de una casa familiar en Praga, que se completó y reconstruyó varias veces como un edificio originalmente recreativo de la década de 1930 para residencia permanente. Considerando estas intervenciones, su estabilidad ya no era suficiente. La decisión fundamental fue, por lo tanto, complementar y en general reforzar la construcción con un corsé de acero. Otro problema era el techo de mansarda original, que tenía un grosor de solo 15 cm. La eliminación de todo el techo, lo cual decidimos al final, permitió no solo una resolución más efectiva del problema de la impermeabilización, sino también la adaptación del diseño en el segundo piso sobre el suelo para que cumpliera con las demandas del inversor . El segundo piso también se amplía con una nueva habitación en el espacio de la antigua terraza. El corsé de acero no es solo un elemento técnico; también pretende ser un enrejado para plantas trepadoras y consolida todo el edificio en términos de arquitectura. Todo el corsé se compone de los mismos prismas de acero soldados de los perfiles L en un módulo de 1280 mm. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir