Agrandar imagen | Ver tamaño original
La inteligencia artificial, el aprendizaje automático y el diseño generativo han comenzado a dar forma a la arquitectura tal como la conocemos. Como sistemas y herramientas para reimaginar el entorno construido, presentan diversas oportunidades para repensar los flujos de trabajo tradicionales. Los diseñadores también temen que puedan afectar inversamente la práctica, limitando los servicios del arquitecto. Buscando nuevas tecnologías, las nuevas compañías están creando softwares y proyectos para explorar el futuro del diseño. A medida que las ciudades continúan desarrollándose, surgen nuevas herramientas para cambiar la forma en que arquitectos, contratistas y consumidores visualizan y crean el entorno construido. Los datos y códigos de construcción son cada vez más accesibles y, a su vez, han comenzado a llegar a un punto en el que los propietarios y desarrolladores pueden ingresar un conjunto de información y se produce un diseño optimizado. Una startup ha llegado tan lejos como para decir que pueden "darle la casa que desea sin contratar a un arquitecto". Entonces, ¿en qué situación estamos ahora? Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir