Agrandar imagen | Ver tamaño original
Los arquitectos Bryden Wood han completado un impresionante retiro residencial junto a la playa de Ponte Vedra Beach, en Florida. Inspirada tanto en su ubicación tropical como en su diseño industrial, la casa de 900 metros cuadrados está equipada con interiores de hormigón, intervenciones innovadoras y elementos sostenibles en todas partes. El concepto del diseño, es una continuación de temas arquitectónicos similares explorados en un esquema anterior en Alemania, construido para el mismo cliente, Nicholas Grimshaw. Beach Shack es un proyecto residencial audaz y lineal con fachadas llamativas, compuesto por dos alas simétricas que se extienden desde un vestíbulo central y la entrada de la casa. Crea vistas panorámicas del océano y movimientos fluidos a través de áreas internas. La fachada orientada a la calle, está construida como una capa separada de la casa. Utiliza grandes paneles prefabricados dominados por un patrón de 'ojos de buey'. La fachada protege el interior del sol, genera temperaturas de transición y condiciones de iluminación. Esta zona alberga un jardín que sirve como un espacio interior privado para la contemplación. En contraste, la fachada posterior, está totalmente acristalada con puertas corredizas de aluminio-roble y paneles de ventanas que se abren, abarcando el paisaje de la playa. Los paneles deslizantes de celosía de cedro amarillo de Alaska controlan la cantidad de luz en el interior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir