Agrandar imagen | Ver tamaño original
Recibimos un breve encargo de los propietarios que nos dieron "libertad ilimitada para diseñar una casa única como si fuera la nuestra". Fuimos liberados de todas las limitaciones, pudimos estudiar y desarrollar un estilo de arquitectura que nos interesara personalmente. En los últimos 10 años, hemos visto cierto lenguaje arquitectónico reiterativo en proyectos inmobiliarios, en el que la pared externa y el techo convergen en un ángulo oblicuo. Sin embargo, a pesar de estar en el exterior, este lenguaje arquitectónico nunca aparece en el interior de aquellos edificios que están predominantemente dominados por una disposición perpendicular y paralela. Siendo ese el caso, tenemos curiosidad por ver si es posible aplicar este lenguaje a otros aspectos del diseño en lugar de solo tener un propósito decorativo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir