Agrandar imagen | Ver tamaño original
Chile es un país acostumbrado tanto a los desastres naturales como a los procesos de reconstrucción. Sin embargo, en el último tiempo la frecuencia de estos ciclos ha aumentado: entre 2014 y 2017 se registró el 43% de los desastres naturales documentados desde 1960, según el Ministerio del Interior. De hecho, el Estado actualmente se enfrenta a procesos simultáneos de reconstrucción en todo el país. Este escenario, junto a la amenaza global del cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, es decir, dos límites planetarios que aseguran nuestra existencia, dibuja un desalentador panorama. Esto hace pensar que en un futuro no muy lejano quizás vivamos en un permanente estado de reconstrucción y organizaciones enfocadas en los desastres naturales como la ONEMI en Chile se conviertan en ministerios. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir