Agrandar imagen | Ver tamaño original
La Lonja es un edificio industrial al lado de la Ría de Huelva. Por su uso como lonja de subasta, mercado, y reventa de pescados y mariscos, tiene unas características funcionales precisas y concretas, recogidas en las múltiples normativas regionales, nacionales y europeas. Su extrema cercanía a la ría, y su uso interno,  expone el edificio a un alto grado de humedad y de corrosión, lo que obliga a la utilización de materiales antioxidantes y de poca degradación. Como anécdota debe saberse, que es un edificio que no se barre, sino que se baldea con agua directamente, lo que implica el uso de este tipo de materiales. El uso fuerte y agresivo con las fachadas, en la carga y descarga del pescado, se resuelve mediante el uso del granito escafilado, verdadero  absorbente  por sí de golpes y rayados. La cubierta plana y horizontal de losas de hormigón se  resuelve como una fachada más, dada su escasa altura y su visión desde los edificios colindantes de mayor altura. La planta alta, permite al visitante, apreciar todas y cada una de las acciones de la lonja. En un recorrido y a través de grandes patios acristalados, se pueden ver: la entrada del pescado por barcos  o por camiones, la subasta del mismo, la exposición de las segundas ventas, y la salida en camiones frigoríficos hacia sus destinos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir