Agrandar imagen | Ver tamaño original
Situado dentro de la jungla de Tulum, el proyecto se desplanta entre los árboles, en donde la premisa inicial consiste en conservar el 70% de la vegetación existente y construir alrededor de ella, con la idea de garantizar que en cualquier espacio del conjunto, uno siempre esté en relación con el entorno natural. El hotel cuenta con cinco habitaciones de 50m2, las cuales se componen por una recámara de doble altura, un tapanco, una terraza y un baño con jardín y regadera exterior. Al fondo del predio, se encuentra ubicado el comedor y un pabellón de yoga, el cual sobrevuela en cantiléver por encima de la alberca. El concepto principal de este cuerpo de agua, es que estuviera extruido de la topografía entre los árboles, razón por la cual se conservaron dos zapotes de gran tamaño, que aparentan nacer de la alberca misma. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir