Agrandar imagen | Ver tamaño original
El objetivo de este proyecto es acercarse a personas sin formación arquitectónica, utilizando la expresión corporal para compartir el espacio y las experiencias. Comenzó con el diálogo del cuerpo del arquitecto y el entorno del sitio, luego practicó compartirlo con el cliente y el constructor. El arquitecto crea espacios semi-exteriores pensando en los climas subtropicales. Este rico espacio consiste en pilotes, espacios vacíos y una terraza, que se encuentra sobre el estacionamiento subterráneo, y se adapta al entorno inclinado que se convierte en la Casa tres pilotes. Si es que llegara a ver un cambio en el número de familiares, estos espacios semi-exteriores podrían usarse como una extensión de las habitaciones. Las diversas actividades de la familia podrán ocurrir entre estos pilotes, siendo percibidos desde la calle. Esto generará una conexión íntima entre la casa y la ciudad.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir