Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta casa para invitados de 180 m2 está ubicada en un afloramiento rocoso que da a un estanque de truchas y un campo abierto. Diseñada como un retiro contemplativo para los visitantes durante los fines de semana, la casa permite experimentar el paisaje amplio a través de grandes vistas despejadas. La casa integra una serie de estrategias de diseño sostenible, incluida la calefacción y refrigeración geotérmica, suelo radiante, ventilación natural, pantallas solares motorizadas, paneles fotovoltaicos y la recolección del agua de la lluvia para el riego. Las vistas abiertas a la naturaleza crean un impresionante telón de fondo para las principales zonas de estar y habitaciones. Una habitación principal y dos áreas de "literas" ofrecen alojamiento para seis personas. Las literas, el baño y los espacios de almacenamiento se encuentran dentro de un núcleo de madera de rejilla en el centro de la casa. El sistema de muros de madera que rodea el núcleo permite que la luz natural penetre a través de los espacios interiores de la casa durante el día. De noche, la luz emana a partir de este núcleo y ofrece un ambiente cálido y acogedor para la sala de estar. El sistema de rejilla también permite que la casa pueda "respirar"; ventilación natural corre a través de toda la casa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir