Agrandar imagen | Ver tamaño original
Comenzando con un sitio baldío de la mitad del tamaño de los terrenos típicos de la zona, el objetivo era compensar la huella relativamente pequeña de la casa. Para lograr esto sólo hay 2 muros de altura completa dentro de la casa que hacen que la habitación principal sea casi tan grande como la huella del edificio. Esto le da a la casa una sensación de amplitud con techos muy altos y luz natural abundante. Se trata de una inversión de expectativas, de modo que la casa más pequeña contiene la sala más grande. Lo que le falta a la casa en metros cuadrados se entrega en su volumen. La casa no toca el suelo y se levanta sobre cuatro pequeños pilares. La huella de la fundación es de menos de 2 metros cuadrados y la casa no está en contacto con el suelo en ningún momento. La planta sigue la forma del sitio que es un paralelogramo asimétrico. Esta forma resultó en una geometría inusual interior y exterior, que explica la forma de la casa. Las elevaciones de la casa están diseñadas para ser un reflejo de su planta. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir