1. ArchDaily
  2. Arquitectura Nativa

Arquitectura Nativa: Las más recientes noticias y obras de arquitectura

Conservación sostenible en el Altiplano Chileno: ¿Cómo se adaptan las técnicas locales a los contextos de escasez material y a los requerimientos de las comunidades?

La crisis climática, la escasez de recursos y la inequidad socio-espacial son algunos de los desafíos que enfrenta a la fecha la disciplina arquitectónica y el rubro de la construcción. Desde la altiplanicie chilena, territorio marcado por su riqueza de tesoros naturales y culturales en contraste con los escasos recursos naturales del desierto, la Fundación Altiplano nos invita a repensar la restauración patrimonial desde el enfoque de la sustentabilidad, la conservación en comunidad y los procesos participativos. El modelo construido e implementado junto a las mismas comunidades, levanta desde los saberes ancestrales y el uso de materiales locales, no solo algunas respuestas sino también las interrogantes claves para enfrentar el convulso contexto en el cual nos situamos.

La Ciudad de los Quilmes: arquitectura en los asentamientos prehispánicos de Argentina

Tratándose de una de las civilizaciones más avanzadas en el territorio de América Latina, los quilmes habitaron el Valle de Santa María al oeste de las sierras de Quilmes, en el noroeste de la provincia de Tucumán y prácticamente en el centro de los Valles Calchaquíes de Argentina. Su ciudad evidencia las huellas del tiempo en el espacio dejando ver la complejidad de aquel mundo construido en función de la vida de un pueblo, su economía, sus lugares privados y públicos, sus sitios sagrados y sus intercambios con otros pueblos. Siendo los primeros habitantes de este sitio, tuvieron una alta densidad de población compuesta por 450 mil habitantes antes de la invasión española.

Se consideran a las ciudades formadas sobre los Valles Calchaquíes como las primeras ciudades prehispánicas de la Argentina, ya que comenzaron a desarrollarse desde aproximadamente el siglo X. Si bien hoy en día, lo único que queda son sus ruinas, lo cierto es que su historia representa la complejidad de una cultura material y espiritual que tuvo un notable grado de organización social y económica.

Restauración y conservación de la cocina tradicional otomí en Hidalgo, México

Cocina Mendoza Ixmiquilpan, Hidalgo, México (Estado previo). Image © Rosario ArgüelloCocina Mendoza Ixmiquilpan, Hidalgo, México (Finales). Image © Alett CervantesCocina Mendoza Ixmiquilpan, Hidalgo, México (Proceso). Image © Rosario ArgüelloCocina Mendoza Ixmiquilpan, Hidalgo, México (Finales). Image © Alett Cervantes+ 69

El proyecto Cocina Mendoza tiene lugar en el municipio de Ixmiquilpan, el corazón del Valle del Mezquital, centro del estado de Hidalgo, México. Aquí se encuentra la comunidad de San Nicolas de Tolentino, hogar de la familia Mendoza la cual pertenece al pueblo Otomí y es poseedora de la mayordomía durante el año 2019 y 2020.

Lo-TEK: Diseño de Indigenismo Radical (Recuperando técnicas indígenas para trabajar junto a la naturaleza)

“Las tecnologías indígenas no están perdidas ni olvidadas, sólo ocultas por la sombra del progreso en los lugares más remotos de la Tierra". En su libro Lo-TEK: diseño por indigenismo radical, Julia Watson propone revalorizar las técnicas de construcción, producción, cultivo y extracción llevadas adelante por diversas poblaciones remotas que, generación tras generación, han logrado mantener vivas prácticas culturales ancestrales integradas a la naturaleza, con un bajo costo ambiental y una sencilla ejecución. Mientras las sociedades modernas trataban de conquistar la Naturaleza en nombre del progreso, estas culturas indígenas trabajaban en colaboración con ella, comprendiendo los ecosistemas y los ciclos de las especies para articular su arquitectura en un todo integrado e interconectado simbióticamente.

Arquitectura en el Amazonas de Colombia: una Maloca para la comunidad de los Ticunas

Colombia tiene un territorio inmenso con una de las mayores biodiversidades en el mundo gracias a su geografía privilegiada, y en la mayoría de dicho territorio hay presencia humana sin importar cuan lejana esté de las urbes. A continuación Sebastian Contreras de Estación Espacial Arquitectos nos presenta la experiencia y sus desafíos tanto humanos como arquitectónicos de construir una Maloca con y para los Ticuna en lo profundo del Amazonas Colombiano.

Arquitectura y racismo: cuando el diseño se aplica como herramienta colonial

Two million homes for Mexico. Image © Livia CoronaProgramas de mejoramiento de vivienda en zona maya. Motul. Image © Onnis LuqueTwo million homes for Mexico. Image © Livia CoronaVivienda tradicional de adobe. Comunidad de Coatlán, Sierra Mixe de Oaxaca. Image © Onnis Luque+ 18

La arquitectura tradicional se basa en el entendimiento complejo del habitar, la producción y transmisión colectiva de saberes,  y la construcción a través de procesos comunitarios de ayuda mutua que fortalecen el tejido social, la identidad cultural y el vínculo territorial. Es decir, una práctica de autoproducción comunitaria en donde los propios habitantes, sin intermediarios, son los que gestionan los múltiples procesos involucrados en la materialización de su hábitat, basándose siempre en la inteligencia colectiva. Actualmente la arquitectura pasó de ser un bien comunal a un lenguaje exclusivo de unos cuantos en donde, a pesar de necesitar aún la participación organizada de diversos actores, se adjudica su producción a un autor: un ente individual que, sin tener los múltiples saberes necesarios para concretar una obra de inicio a fin, puede reconocerse como la mente maestra detrás de todos los procesos. La profesionalización de la arquitectura no solamente individualizó el discurso y complejizó la transmisión de conocimientos, además, discriminó y rechazó los saberes producidos al margen de las instituciones académicas, gremiales y gubernamentales etiquetándolos como precarios, abriéndole de esta manera la puerta al racismo. 

Conoce y descarga las guías oficiales de diseño arquitectónico mapuche y aymara en Chile

Más de un millón y medio de personas en Chile pertenecen a uno de los nueve pueblos originarios reconocidos por el Estado a través de la Ley 19.253: Aymara, Quechua, Atacameño, Colla, Diaguita, Rapa Nui, Mapuche, Kawéskar y Yagán. Si bien representan el 9,1% de la población nacional, no están reconocidos a nivel constitucional y su cultura (e incluso su existencia) es desconocida por la gran mayoría de los chilenos.

En línea con la Ley 19.253, que exige "respetar, proteger y promover el desarrollo de los indígenas, sus culturas, familias y comunidades, adoptando las medidas adecuadas para tales fines", la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (MOP) en Chile publicó en 2003 la primera guía de diseño arquitectónico para los pueblos originarios Mapuche y Aymara, los dos más populosos del país.

Guía Mapuche: Plaza de Alto Biobío. El ñimin o trazo, dibuja los recorridos y zonas de permanencia presentes en la plaza.. Image © Claudio Albarrán + Raúl Arancibia / Ministerio de Obras Públicas (MOP) de Chile. Dirección de ArquitecturaGuía Mapuche: Hospital intercultural de Cañete (Kallvu Llanka): las salas de espera del hospital rememoran a las küñi o ramadas del gillatuwe.. Image © Claudio Albarrán + Raúl Arancibia / Ministerio de Obras Públicas (MOP) de Chile. Dirección de ArquitecturaGuía Aymara: Plaza de Codpa (Chile). La plaza como centro de todos los eventos locales.. Image © Claudio Albarrán + Raúl Arancibia / Ministerio de Obras Públicas (MOP) de Chile. Dirección de ArquitecturaGuía Aymara: interior de la iglesia Santo Tomás de Camiña (Chile) restaurada con artesonado.. Image © Claudio Albarrán + Raúl Arancibia / Ministerio de Obras Públicas (MOP) de Chile. Dirección de Arquitectura+ 17