El Arquitecto como etnógrafo: Trabajo de campo y representación en las investigaciones de Kon Wajirō

El Arquitecto como etnógrafo: Trabajo de campo y representación en las investigaciones de Kon Wajirō

Este artículo de José Abásolo Llaría fue publicado originalmente en el número 14° de revista rita_ con el título "El Arquitecto como etnógrafo: Trabajo de campo y representación en las investigaciones de Kon Wajirō, 1917-31[i]" y forma parte de una colaboración de difusión de textos académicos.

En este artículo se discuten los principales cruces entre Arquitectura y Etnografía desde dos aproximaciones: primero, desde una revisión historiográfica, se examina bajo qué condiciones se gestaron estas transferencias disciplinares durante el siglo XX y, en segundo lugar, se realiza una discusión en torno a los enfoques metodológicos asociados al campo emergente denominado Architectural Ethnography. Este marco de reflexión permite introducir y situar el trabajo del arquitecto japonés Kon Wajirō entre los años 1917 y 1931, el cual se llevó a cabo en Japón durante la transición hacia la modernidad, período marcado por grandes transformaciones sociales, culturales y políticas. El objetivo de este escrito es profundizar en estos cruces disciplinares desde la revisión de estudios precursores en este campo de investigación, los cuales han sido omitidos de las revisiones historiográficas, tanto en arquitectura como en antropología, y situar a este autor en una discusión metodológica más amplia que integra los debates actuales.

 Introducción: El giro etnográfico

El etnógrafo se mueve en un campo de géneros disciplinares difusos o imprecisos. - Clifford Geertz

En el año 1996, el historiador y crítico de arte Hal Foster planteó en su texto El artista como etnógrafo[ii] un cambio de paradigma para el arte contemporáneo. Partiendo de la idea de Walter Benjamín, del artista como productor, propuso un giro hacia el artista como etnógrafo. Desde esta posición propuso una reorientación de las prácticas artísticas de fin de siglo, lo que significa un nuevo contrato entre el arte, la antropología y lo social. En esta línea de pensamiento, los cruces disciplinares entre arquitectura y etnografía han definido un ámbito de investigación que, desde el trabajo de campo y las técnicas de representación, intentan hoy, reconciliar las dimensiones materiales y humanas del espacio, lo que Albena Yaneva denominó en su libro Five Ways to Make Architecture Political, el giro etnográfico de la arquitectura[iii]. Para reflexionar y profundizar acerca de este cambio, es importante antes preguntarse ¿Cuáles son las relaciones entre la etnografía y la arquitectura? ¿qué aspectos tienen en común?

La etnografía como ciencia social describe a “grupos humanos, instituciones, comportamientos interpersonales, producciones materiales y creencias”[iv], para llevar a cabo esto, se recurre a técnicas como la observación participante, las entrevistas o encuestas, las que son desarrolladas a través de una estadía prolongada en el lugar, lo que se conoce como trabajo de campo[v]. Por su parte la arquitectura, opera hoy en un campo expandido, donde no solo se preocupa por la materia construida, sino que también, por lo que ocurre entre y alrededor de los edificios.Es bajo el concepto de hacer campo, donde ambas disciplinas comparten una necesidad común: estar-en-el-lugar. La diferencia radica en los enfoques y herramientas que cada disciplina utiliza. Si para los etnógrafos hacer trabajo de campo conlleva a la observación participante, esto es involucrarse, participar, interactuar y registrar, en arquitectura la observación arquitectónica busca entender lo que ocurre en un contexto dado utilizando técnicas de representación como el dibujo.

Por lo tanto, este giro adquiere relevancia y sentido hoy, debido a los acelerados escenarios urbanos que, marcados por grandes y complejas transformaciones, están modificando la vida en las ciudades. Es en función de este contexto de trabajo disciplinar híbrido, que se desarrolla la pregunta que da origen a este artículo: ¿Cómo el trabajo de campo asociado a la etnografía y la representación arquitectónica son capaces de integrarse metodológicamente como una herramienta para la elaboración de un pensamiento crítico en la investigación del espacio en la ciudad contemporánea? Para enfocar y explorar esta pregunta de investigación, el presente artículo desarrolla un caso de estudio: las investigaciones de Kon Wajirō entre los años 1917-31. Este arquitecto japonés, omitido y por lo general ausente en las revisiones historiográficas, es una figura clave y un engranaje esencial para entender e informar el cruce disciplinar que aquí se discute.

El artículo se estructura en dos partes: la primera, desarrolla una doble aproximación a los cruces entre arquitectura y etnografía, desde una revisión historiográfica que examina los escenarios donde se gestaron estas transferencias disciplinares durante el siglo XX, y una discusiónde los principales enfoques metodológicos asociados al campo emergente denominado Architectural Ethnography. La segunda parte aborda el caso de estudio. 

Colonialismo, exilio y globalización: escenarios de cruce, transferencias y nuevas trayectorias disciplinares entre arquitectura y etnografía.

A comienzos del siglo XX se produjeron intercambios disciplinares, producto del turbulento contexto político, social y económico por el que atravesaba Europa. Dicha coyuntura propició las condiciones ideales para la generación de cruces, transferencias, y nuevas trayectorias de arquitectos modernos que, operando fuera de las fronteras europeas, realizaron trabajo de corte empírico “cuasi-etnográfico”[vi]. Fig.1

La expansión colonial de países europeos hacia territorios africanos y asiáticos, estableció un primer escenario. Esta apertura hacia nuevas regiones, despertó el interés tanto en arquitectos[vii] como ingenieros, para quienes, la arquitectura vernácula[viii] existente en los pueblos primitivos o incivilizados, se convirtió en fuente de información etnográfica[ix]. En los inicios del colonialismo, se destacó el trabajo de alemanes[x] en Asia, este es el caso de Ernst Boerschmann (1873-1949) que, a partir del dibujo y la fotografía, realizó un completo levantamiento del templo budista de las Nubes Azules cerca de Beijing; Heinrich Hildebrand (1853-1924) quién utilizo métodos etnográficos con largas estancias en terreno para comprender la arquitectura en China, o Franz Baltzer (1857-1927) y sus investigaciones en Japón. Décadas más tarde, vinculados al colonialismo tardío, emergieron las míticas figuras de Aldo van Eyck (1918-1999) y Herman Haan (1914-1996), quienes, en el ocaso del imperio francés en África, realizaron investigaciones acerca del pueblo Dogón, aplicando enfoques antropológicos, lo que el historiador de la arquitectura Georges Teyssot, a propósito del trabajo van Eyck, denomina “la antropologización de los discursos arquitectónicos” [xi].

El segundo escenario lo definieron arquitectos alemanes que, debido a problemas políticos durante el régimen totalitario en la Alemania Nazi, entre 1933 y 1945, tuvieron que salir al exilio. De este grupo destaca el trabajo de dos arquitectos alemanes exiliados en el continente asiático: Bruno Taut (1880-1938), quién desarrollo su trabajo en Japón[xii] y Otto Koenigsberger (1909-1999) y sus aportes en la definición de una Arquitectura Tropical[xiii].

El último escenario, que atomiza y disemina las transferencias de arquitectos a lo largo y ancho del globo, se establece bajo un proceso de globalización mundial que comienza alrededor de los años sesenta. Este último ámbito se caracterizó por: vínculos e intercambios con la academia, viajes de investigación, instancias de cooperación internacional, como así también, por procesos de planificación y desarrollo participativo asociado a comunidades en países tercermundistas. De esta amplia escena, que abarca varias generaciones, se destacan los aportes de los ingleses John Turner (1927-) quién llevo a cabo destacados trabajos sobre autoconstrucción, publicados en sus libros Freedom to Build (1972) y Housing by People (1976) y Paul Oliver (1927-2017) quién desarrollo una extensa investigación acerca de la arquitectura vernácula que se origina en el trabajo de campo en Ghana en 1964.

Etnografía Arquitectónica

A fines del siglo XX, desde un ámbito que vincula práctica y teoría, se desarrolla una nueva perspectiva de estudio, que profundiza y actualiza esta discusión transdisciplinar, a través del campo emergente denominado Architectural Ethnography. Estos enfoques metodológicos (Fig.2) que discuten este campo de investigación reciente, se dividen en dos ámbitos según su objeto de estudio:por una parte,los abordajesque se focalizan en arquitectura vernácula existente en ámbitos exóticos como África o Asia (Tobert, Ogundele, Osayimwese) y los enfoques que se encargan de la ciudad contemporánea, entendiéndola como un ámbito complejo donde se manifiestan diferentes formas de producción espacial (Kaijima).

Figura 2. Etnografía Arquitectónica, cuadro de enfoques metodológicos  Fuente: Elaboración propia (José Abásolo Llaría, 2020).. Image vía Revista rita_
Figura 2. Etnografía Arquitectónica, cuadro de enfoques metodológicos Fuente: Elaboración propia (José Abásolo Llaría, 2020).. Image vía Revista rita_

El trabajo desarrollado por la antropóloga Natalie Tobert (1953- )y publicado bajo el título Anegondi: Architectural Ethnography of a Royal Village[xiv], corresponde a una de las primeras aproximaciones a dicho campo, el cual, a través de un enfoque multidisciplinario, integra arquitectura, etnografía y arqueología. Utilizando notas de campo que acompañan diferentes tipos de dibujos: objetos, técnicas constructivas, espacios y edificaciones, configura un documento narrativo que permite entender las relaciones entre sus habitantes, el espacio doméstico y las prácticas espaciales asociadas al culto religioso. Por su parte Samuel Ogundele en su artículo Shaping Rural Spaces: A Construction of Abak Architectural Ethnography aborda este campo desde la documentación y el registro fotográfico, a través de lo cual propone una decodificación de la arquitectura, método que permite “desarrollar cierto conocimiento y comprensión de un pueblo”[xv].A diferencia de los dos autores anteriores, quienes realizan estadías prolongadas en el campo, la investigadora Itohan Osayimwese, se aproxima a esta discusión desde los estudios postcoloniales utilizando el archivo y la historiografía, como fuentes para configurar una teoría acerca de arquitectos alemanes etnógrafos.

Un segundo ámbito se define desde las contribuciones que la arquitecta japonesa Momoyo Kaijima (1969- ), ha venido desarrollando desde el año 2017, aportando a la reflexión teórica del campo de la Etnografía Arquitectónica a través de publicaciones y trabajos curatoriales, que discuten la integración de aspectos de la arquitectura a las metodologías etnográficas[xvi]. Su aporte a la discusión, radica en primer lugar en un desplazamiento del trabajo de la etnografía arquitectónica hacia la producción espacial en la ciudad contemporánea, llena de tensiones y contradicciones, donde el foco de atención son los conflictos, los fenómenos emergentes y las nuevas prácticas espaciales. Y en segundo lugar, desde su propuesta metodológica, la cual opera desde el trabajo de campo y el dibujo, está ultima “herramienta que toma distancia de su idea clásica, en cuanto a instrumento al servicio de la producción arquitectónica en sus diferentes fases: boceto, plan y ejecución del proyecto de arquitectura, y se transforma en un medio, desde donde exponer ideas de forma crítica y cartografiar aproximaciones que permiten entender las relaciones entre la arquitectura y la vida cotidiana”[xvii].Asociado a esta metodología de representación propone cinco ámbitos de exploración: “tipologías arquitectónicas; la influencia de las técnicas de construcción o los métodos de construcción; la circulación de personas, bienes o información; los cambios en los edificios a lo largo del tiempo o la estrecha interacción entre los edificios y su entorno, entre los asentamientos y el entorno”[xviii].

Una evidencia de esto es la selección de trabajos comisariado por Kaijima en conjunto con Laurent Stalder y Yu Iseki para el pabellón de Japón durante la 16a Bienal de Arquitectura de Venecia del año 2018, que se denominó “Architectural Ethnography”. A través del dibujo como dispositivo crítico, la muestra exploró ejemplos como: las prácticas de resistencia en el espacio público en Kiev, (Maidan Survey de Bureau A Burø); la documentación de la vida cotidiana en el campamento de refugiados sirios de Domiz al norte de Irak (Refugee Republic, a cargo de Jan Rothuizen) o la revisión de Johannesburgo post-apartheid, evidenciado la relación entre el modelo de economía neoliberal emergente en la ciudad y las prácticas espaciales (Rogue Economies Vol. 1: Revelations and Revolutions, GSA Unit 14 University of Johannesburg). El dibujo entonces, en su cruce con el trabajo de campo, permite poner en relación: la arquitectura, el comportamiento de las personas y todo lo que ocurre alrededor de lo construido, lo que en su estudio Atelier Bow-Wow, han venido denominando como ecología[xix].

Kon Wajirō. Trabajo de campo en torno al Minka japonés, 1917-1923.

La transición política, económica y social que experimentó Japón en el periodo inscrito entre la restauración Meiji 1868-1912 hasta el período Taishō 1912-1926, correspondió a una época de modernización y grandes transformaciones que llevaron a la nación nipona a convertirse en una potencia mundial. En términos productivos, esta transición, significó paulatinamente el paso de una sociedad agraria a una industrial. El trabajo del arquitecto japonésKon Wajirō (1888-1973), se inscribe y desarrolla en este contexto de cambios, los cuales influyen significativamente en las primeras etapas de su trabajo. (Fig.3)

Figura 3. Kon Wajirō 1917-31: Trayectorias, relaciones y actores.  Fuente: Elaboración propia (José Abásolo Llaría, 2020).. Image vía Revista rita_
Figura 3. Kon Wajirō 1917-31: Trayectorias, relaciones y actores. Fuente: Elaboración propia (José Abásolo Llaría, 2020).. Image vía Revista rita_

En 1917, Kon es invitado a participar del grupo de investigación Hakubokai[xx], fundado por el antropólogo y folklorista japonés Kunio Yanagita (1875-1962), el arquitecto-académico Kōichi Sato (1878-1941) y el geógrafo Michitoshi Odauchi (1875-1954). El objetivo principal del grupo se centró en el estudio, la documentación y la preservación de la cultura campesina en Japón, la cual estaba comenzando a desaparecer por efectos de la modernización. Durante esta primera etapa de aprendizaje como asistente del grupo, Kon llevo a cabo una exhaustiva investigación de las casas campesinas denominadas Minka [xxi] específicamente en las prefecturas de Saitama y Kanagawa. Su método principal fue el trabajo de campo[xxii], lo que implicaba “estar en el lugar” participando del cotidiano de las personas. Desde esta particular posición: observó la relación entre arquitectura y los estilos de vida, dialogócon los habitantes de diferentes localidades y realizó un registro documental a partir de dibujos y representaciones gráficas, las cuales integraron y absorbieron los conocimientos adquiridos en los campos de la geografía y la antropología.

Para llevar a cabo la documentación de las casas campesinas en Japón, Kon utilizó rigurosamente los sistemas tradicionales de representación arquitectónica, los cuales combinó con herramientas de representación más avanzadas como: cartografías territoriales, diagramas estadísticos y análisis geográficos. El resultado de dicha combinatoria fue una lectura sofisticada, que interpreta el territorio como sistema multiescalar de relaciones, y que bajo la influencia del biólogo escocés Patrick Geddes (1854-1932), le permitió desarrollar una explicación científica del entorno construido y de la arquitectura[xxiii]. (Fig.4). Esta forma de investigación que utiliza el dibujo como dispositivo analítico fue complementada con metodologías propias de las ciencias sociales, como entrevistas y encuestas. El resultado de estos estudios fue publicado en 1922, bajo el título Nihon no Minka[xxiv].

Figura 4. Taxonomía de ordenación y clasificación de dibujos de Kon Wajiro para el estudio Nihon no Minka Fuente: Elaboración propia (José Abásolo Llaría, 2020), a partir de material publicado en KON, Wajirō. 日本の民家 Nihon no Minka. Tokyo: Iwanami shoten,1989, (1922).. Image vía Revista rita_
Figura 4. Taxonomía de ordenación y clasificación de dibujos de Kon Wajiro para el estudio Nihon no Minka Fuente: Elaboración propia (José Abásolo Llaría, 2020), a partir de material publicado en KON, Wajirō. 日本の民家 Nihon no Minka. Tokyo: Iwanami shoten,1989, (1922).. Image vía Revista rita_

Modernología, el estudio del presente, 1923-1926.

El 1 de septiembre de 1923 un gran terremoto, de 7,8 grados Richter, azotó la región de Kantō en Japón, ocasionando la pérdida de más de 100.000 habitantes. Lo más devastador no fue el movimiento telúrico ni el tsunami que vino a continuación, sino los múltiples focos de incendios, originados por el movimiento y que terminaron por reducir a cenizas la ciudad de Yokohama, así como una parte de la capital imperial, Tokio, desatando la incertidumbre, el caos y la anarquía entre la población. Este acontecimiento histórico, marcó un punto de inflexión en el trabajo de Kon, produciendo un giro desde lo rural a lo urbano.

Kon junto a Yoshida Kenkichi (1896-1982) se volcaron a caminar por la ciudad en ruinas[xxv], deambulando a través de parques y barrios como Hibiya, Ueno, Shiba y Kudan, escenarios donde observaron y registraron a través de bocetos, la cultura material y las acciones cotidianas, con que los habitantes, de manera creativa e improvisada, comenzaron a construir sus refugios con materiales encontrados en los restos que dejó el fuego.Posterior a esto, y como respuesta a la emergencia, Kon, Yoshida, junto a un grupo de artistas y diseñadores, conformaron Barakku sōshokusha (Barrack Decoration Company[xxvi]), empresa orientada hacia la decoración y el embellecimiento de los exteriores e interiores de los barakku (barracas)[xxvii], estructuras temporales levantadas de forma improvisada, posterior al terremoto.

A partir de 1924, Kon fija sus intereses en el emergente y bullicioso espacio urbano que, producto de una rápida reconstrucción, posicionó a Tokio como una metrópolis moderna. Sensible al fenómeno de la occidentalización, comenzó a estudiar la alteración de la identidad japonesa y los cambios en las diferentes capas culturales de la ciudad. A partir de esto Kon comenzó su interés por observar y documentar el cotidiano de las personas, sus formas de vida, sus desplazamientos, sus pertenencias y la manera en que ocupaban los espacios, dando comienzo a una nueva metodología de investigación denominada kõgengaku o Modernologio (Modernología)[xxviii]. Este nuevo enfoque se desarrolló a partir de la exploración visual de tres capas de información que van desde lo urbano a lo domestico: vestimenta y pertenencias, comportamiento y vivienda[xxix].

Figura 5. Index of the Report of Ginza Fashion Survey, 1925. Fuente: KON, Wajirō, 今和次郎 採集講義 (Kon Wajiro Retrospective, 1888-1973). Kyōto-shi: Kabushiki Kaisha Seigensha, 2012, p.119.. Image vía Revista rita_
Figura 5. Index of the Report of Ginza Fashion Survey, 1925. Fuente: KON, Wajirō, 今和次郎 採集講義 (Kon Wajiro Retrospective, 1888-1973). Kyōto-shi: Kabushiki Kaisha Seigensha, 2012, p.119.. Image vía Revista rita_

En mayo de 1925, se lleva a cabo su primera gran investigación, Ginza Fashion Survey (1925).     (Fig.5-6-7-8) Kon y su colaborador Yoshida, acompañados por un grupo de voluntarios, desarrollaron una encuesta masiva en el barrio de Ginza, el epicentro del consumo, modernización y occidentalización en Tokio. Utilizando bocetos y diagramas estadísticos, analizaron y representaron: vestuario, peinados, sombreros, carteras, zapatos y diversos accesorios, los que una vez analizados arrojaron las grandes diferencias culturales de género. El 77% de los hombres se vestía bajo las nuevas tendencias occidentales y solo el 33% aún seguía utilizando el tradicional kimono. Esta diferencia se acrecentaba aún más en el caso de las mujeres, ya que solo el 99% aún mantenía la tradición de vestir kimono, y el 1% restante utiliza prendas occidentales como vestidos, faldas, abrigos y blusas (Fig.5). Estas cifras, asociadas a los cambios culturales desde la moda, reflejan la forma acelerada en que se llevó a cabo la transición hacia la modernidad en Japón.

Figura 6. Plate 6) Analisys of strollers, from the Report of Ginza Fashion Survey, 1925. Fuente: KON, Wajirō, 今和次郎 採集講義 (Kon Wajiro Retrospective, 1888-1973). Kyōto-shi: Kabushiki Kaisha Seigensha, 2012, p.122.. Image vía Revista rita_
Figura 6. Plate 6) Analisys of strollers, from the Report of Ginza Fashion Survey, 1925. Fuente: KON, Wajirō, 今和次郎 採集講義 (Kon Wajiro Retrospective, 1888-1973). Kyōto-shi: Kabushiki Kaisha Seigensha, 2012, p.122.. Image vía Revista rita_
Figura 7. Plate 24) Mustache, from the Report of Ginza Fashion Survey, 1925. Fuente: KON, Wajirō, 今和次郎 採集講義 (Kon Wajiro Retrospective, 1888-1973). Kyōto-shi: Kabushiki Kaisha Seigensha, 2012, p.125. Image vía Revista rita_
Figura 7. Plate 24) Mustache, from the Report of Ginza Fashion Survey, 1925. Fuente: KON, Wajirō, 今和次郎 採集講義 (Kon Wajiro Retrospective, 1888-1973). Kyōto-shi: Kabushiki Kaisha Seigensha, 2012, p.125. Image vía Revista rita_
Figura 8. Plate 56) Make-up, from the Report of Ginza Fashion Survey, 1925. Fuente: KON, Wajirō, 今和次郎 採集講義 (Kon Wajiro Retrospective, 1888-1973). Kyōto-shi: Kabushiki Kaisha Seigensha, 2012, p.127.. Image vía Revista rita_
Figura 8. Plate 56) Make-up, from the Report of Ginza Fashion Survey, 1925. Fuente: KON, Wajirō, 今和次郎 採集講義 (Kon Wajiro Retrospective, 1888-1973). Kyōto-shi: Kabushiki Kaisha Seigensha, 2012, p.127.. Image vía Revista rita_

Entre los años 1925-1931 Kon continúa con sus estudios sobre Modernología a través de una serie de exploraciones sobre espacio y pertenencias denominada Interior Survey. En esta nueva investigación, se adiciona la dimensión doméstica: el espacio interior de viviendas, con el objetivo de comprender la relación entre objetos, espacio y personas. De esta serie, se destaca su investigación de 1926, Shinkatei no shinamono chōsa (Examen del hogar de una pareja de recién casados) que aparece en el libro Kōgengaku nyūmon (Introducción a la Modernología)[xxx]. En este trabajo registra las objetos y pertenencias existentes en una pequeña vivienda de alquiler, de cuatro recintos, construida en los habitada por un joven ingeniero y su esposa., Según el arquitecto japonés, los objetivos de esta investigación eran: “examinar los cambios en el uso y la colocación de las pertenencias en la casa, aclarar cómo se expresaban las personalidades de los propietarios en las formas y disposición de las pertenencias, para examinar la relación entre la clase social de los propietarios y la cantidad de posesiones y el uso que se les dio, y para estudiar las tecnologías utilizadas para mantener los bienes en la casa”[xxxi]. El método para llevar a cabo esto, fue la realización de detallados dibujos de cada uno de los recintos a través de la integración de bocetos, plantas, alzados, y secciones, los que en conjunto con observaciones y notas de campo se constituyen una exhaustiva narrativa del estilo de vida . En su conjunto reproducen de manera minuciosa, a la manera de un escaneo tridimensional del espacio, un retrato del cotidiano de esta vivienda. (Fig.9). Este registro, que dejo a los cuerpos fuera de la representación espacial, permite entender como la irrupción de múltiples objetos propios de las estéticas occidentales, fueron conquistando y transformado a su vez, la forma del habitar tradicional japonés.

Estás discusiones sobre la occidentalización de Japón desde la transformación de sus costumbres y tradiciones, aparecieron de manera posterior manifestadas por otros importantes intelectuales japoneses como el escritor Junichirō Tanizaki (1886-1965) en el libro El elogio de la sombra de 1933 y más tarde en algunas películas de Yasujirō Ozu, especialmente en Tōkyō Monogatari (Historias de Tokio) de 1953, que debate la transformación cultural de la sociedad japonesa de posguerra.

Figura 9.  Shinkatei no shinamono chōsa (Examen del hogar de una pareja de recién casados), Kon Wajirō, (1926).  Fuente: KON, Wajirō, FUJIMORI, Terunobu. 考現学入門 Kōgengaku nyūmon (Introducción a la Modernología). Tokyo: Chikuma Shobō, Chikuma Bunko, 1987 (1930), pp. 228-243. Image vía Revista rita_
Figura 9. Shinkatei no shinamono chōsa (Examen del hogar de una pareja de recién casados), Kon Wajirō, (1926). Fuente: KON, Wajirō, FUJIMORI, Terunobu. 考現学入門 Kōgengaku nyūmon (Introducción a la Modernología). Tokyo: Chikuma Shobō, Chikuma Bunko, 1987 (1930), pp. 228-243. Image vía Revista rita_

Apuntes a manera de cierre

La revisión del trabajo del arquitecto japonés Kon Wajirō permite, a partir de una revisión del panorama de arquitectos occidentales que realizaron investigaciones empíricas durante el siglo XX y de una discusión teórica de nuevos enfoques que debaten acerca de estos cruces disciplinares, establecer el carácter precursor y ecléctico de sus investigaciones. En una época de grandes cambios en Japón, llevó a cabo avanzadas investigaciones en el área de la arquitectura a partir de la adopción del enfoque etnográfico.

Algunas de las respuestas que este artículo arroja a la pregunta inicial, permiten concluir  ciertas ideas que, confirman el potencial de integración entre las herramientas de representación arquitectónica y el trabajo de campo, como por ejemplo, el diagrama como sistema de integración gráfica de metodologías de investigación cualitativa y cuantitativa, propias del trabajo de campo o el dibujo como una herramienta de comunicación, que permite abrir el diálogo desde la traducción y la visualización de información y códigos complejos presentes en las capas de la ciudad. Esta integración configura una metodología que permite aproximaciones y nuevas formas de examinar los complejos fenómenos emergentes que se manifiestan en diferentes escalas: de ciudad, de la arquitectura o de los objetos.

Estas ideas han sido recientemente profundizadas por el antropólogo Andrew Causey en su libro Drawn to See. Drawing as an Ethnographic Method, en el que define que la exploración a través del acto de dibujar expande las dimensiones de lo que percibimos, y que, por lo tanto, el investigador "percibe más o ve más profundamente"[xxxii]. Cabe mencionar que, en antropología, la validación de técnicas de registro audiovisual como métodos de investigación, recién se comenzaron a discutir en los años noventa desde la Antropología Visual, por lo tanto, su discusión es relativamente reciente. Entendemos entonces el dibujo de Kon Wajirō como una herramienta de representación que: abstrae, sintetiza y singulariza lo observado; relaciona e integra información; construye un relato narrativo, así como traduce de manera visual tanto los datos como los códigos presentes en la ciudad. Estos aportes permiten ampliar y profundizar la incipiente discusión en torno al campo de la Etnografía Arquitectónica.

Finalmente, el artículo deja líneas de exploración abiertas hacia investigaciones futuras, con temas y autores que en este artículo no fueron abordados. En particular con trabajos que dan continuidad a las ideas de Kon y la modernología a través de la línea denominada Estudios de Observación Callejera, donde destaca el trabajo de su sucesor Terunobu Fujimori, quién junto aTakeyoshi Hori formo el grupo de exploración Tokyo Architectural Detective Agency de 1974, y posteriormente en conjunto con el artista visual Genpei Akasegawa y Shinbo Minami el colectivo ROJŌ Kansatsu en 1986.

José Abásolo Llaría, Arquitecto, 2002. Entre 2007-2010 formó parte de URBZ, trabajando en Delhi, Mumbai y Sao Paulo. En 2010 funda ariztiaLAB. Es co-autor del libro Santiago Babylon. Ha sido Visiting Professor en Escola da Cidade (2019) y profesor visitante en la Universidad de Talca (2007-2018) y la Universidad Finis Terrae (2015-2017). Actualmente cursa el programa de Doctorado de Proyectos Arquitec-tónicos Avanzados ETSAM y ejerce como Profesor Asociado en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de las Américas. jabasolo@udla.c

 Notas

  • [i] El presente artículo es un estado de avance de la Tesis Doctoral titulada “El Arquitecto como Etnógrafo:Trabajo de campo y representación de lo cotidiano, una taxonomía de prácticas espaciales en Japón, 1917-2018.” desarrollada en el Programa de Doctorado en Proyectos Arquitectónicos Avanzados de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, UPM, España.
  • [ii] FOSTER, Hal. El retorno de lo real. La vanguardia a finales de siglo. Madrid: Ediciones Akal, 2001.
  • [iii] YANEVA, Albena. Five Ways to Make Architecture Political. An Introduction to the Politics of Design Practice. London: Bloomsbury Publishing Plc, 2017, p. 45.
  • [iv] ANGROSIMO, Michael. Etnografía y observación participante en investigación cualitativa. Madrid: Ediciones Morata, 2012.
  • [v] Los principales aportes que sirvieron para la formulación de las bases modernas del trabajo de campo se llevaron a cabo desde la tradición antropológica anglosajona a comienzos del siglo XX, a través del trabajo de dos antropólogos: el naturalista alemán Franz Uri Boas (1848-1952) y el polaco Bronislaw Malinowski (1884-1942). Según este último, el trabajo de campo debe presentar tres principios: propósitos estrictamente científicos, hacer poblado o “estar entre los indígenas” y “cierto número de métodos precisos en orden a recoger, manejar y establecer sus pruebas”. MALINOWSKI, Bronislav.Los Argonautas del pacífico oriental.Un estudio sobre comercio y aventura entre los indígenas de los archipiélagos de la Nueva Guinea melanésica. Barcelona: Editorial Planeta-De Agostini, 1986, p. 24
  • [vi] ROESLER, Sacha. “Architectural Anthropology: A Knowledge-Based Approach”, Nuts & Bolts of Construction History, vol.1, 2012, p. 30.
  • [vii] Un trabajo pionero es el libro Afrikanische Bautypen: Eine etnographisch-architektonische Studie del ingeniero alemán Hermann Frobenius, quién, sin haber desarrollado trabajo de campo compiló material de diferentes autores Este trabajo de documentación de construcciones en el continente africano, influenciado por el trabajo de su hijo, el etnólogo alemán Leo Fronebius se desarrolló a partir del análisis constructivo, tipológico y formal además de representaciones arquitectónicas como bocetos y planimetrías técnicas.FROBENIUS, Herman. Afrikanische Bautypen: eine ethnographisch-architektonische Studie. Dachau: F. Mondrian, 1894.
  • [viii] Por Arquitectura vernácula entendemos esa construcción primitiva sin expertos y sin genealogía, de constructores sin escuela que “en lugar de tratar de conquistar la naturaleza como lo hacemos nosotros, se adapta al clima y aceptan el desafío de la topografía” RUDOFSKY, Bernard. Architecture Without Architects. A Short Introduction to Non-Pedigree Architecture. New York: Doubleday & Company Inc.,1964, p. 9.
  • [ix] OSAYIMWESE, Itohan. “Architecture and the Myth of Authenticity During the German Colonial Period”, Traditional Dwellings and Settlements Review, vol. 24, no 2, 2013, pp. 11–22.
  • [x] OSAYIMWESE, Itohan. “The Irresistible Call of Adventure German Architects and Ethnography”. Colonialism and Modern Architecture in Germany. Pittsburg: The University of Pittsburg Press, 2017, pp.61-96
  • [xi] TEYSSOT, Georges. “Aldo Van Eyck and the Rise of an Ethnographic Paradigm in the 1960s.” Joelho: Revista De Cultura Arquitectónica, no 2, 2011, p. 51.
  • [xii] Uno de los más exponentes más importantes del Expresionismo Alemán. En 1918 Die Städtkrone, libro que complementa sus escritos e ideas sobre planificación urbana con diferentes imágenes de arquitectura que incluye templos asiáticos como Angkor-Vat en camboya. Aabandonó Berlín y luego de un largo periplo, llego a Japón en mayo de 1933. Durante su estancia en el país Nipón, documento sus experiencias e investigaciones sobre la arquitectura tradicional japonesa, las cuales plasmó en su libro Das japanische Haus und sein Leben publicado el año 1937.
  • [xiii] El caso de Koenigsberger es diferente a Taut, si bien abandona también Berlín el año 1933, tras una breve estancia en Egipto, se instala definitivamente en Mysore, una ciudad al suroeste de la India. Su trabajo desarrollo investigaciones científicas acerca de la arquitectura vernácula desde donde extrajo conocimientos etnográficos sobre diseño climático. Sus aportes más relevantes se desarrollaron en la teorización del campo Arquitectura Tropical y la fundación del departamento Tropical Architecture, que funcionó en la Architectural Association (AA) de Londres, entre los años 1954-1971, junto a Maxwell Fry, T. Ingersoll, Alan Mayhew y SV Szokolay entre otros. Ver WAKELY, Patrick. “The development of a school: An account of the department of development and tropical studies of the architectural association”. Habitat International, vol.7, no5–6, 1983, pp. 337-346.
  • [xiv] TOBERT, Natalie. Anegondi: An Architectural Ethnography of a Royal Village. New Delhi: Manohar Publishers, 2000.
  • [xv] OGUNDELE, Samuel O. “Shaping Rural Spaces: A Construction of Abak Architectural Ethnography”, Nyame Akuma, no 79, 2013, pp. 89-100.
  • [xvi] El 2017 se publica la entrevista que Michael Hays realiza a Momoyo Kaijima y Yoshiharu Tsukamoto. SIGLER, Jennifer; WHITMAN-SALKIN, Leah (Eds). Architectural Ethnography: Atelier Bow-Wow. Cambridge, Massachusetts: Harvard University Graduate School of Design, 2017. Al año siguiente Momoyo Kaijima fue la comisaria encargada del pabellón de Japón en XVII Bienal de Venecia 2018, bajo el título: Architectural Ethnography. Muestra donde se pregunta: ¿Qué aspectos de la arquitectura podrían incorporarse en los métodos de investigación y los medios de representación de la etnografía para crear esta forma híbrida, “Etnografía arquitectónica”?
  • [xvii] KALPAKCI, Andreas; KAIJIMA, Momoyo, & STALDER, Laurent. “Einführung.” ARCH+ 52, no 238, 2020, p. 3.
  • [xviii] KALPAKCI, A; KAIJIMA,M; STALDER, L. Op. Cit p.3.
  • [xix] “Estamos interesados en la ecología que sucede alrededor de la arquitectura. Desde el punto de vista práctico de la construcción, muchos objetos que rodean la arquitectura, o que existen dentro de ella, puede considerarse como Elementos que no son propios o son ruido de la arquitectura. Pero en realidad, son elementos arquitectónicos y dispositivos (techo, pared, piso, columna, ventana, escalera, etc.) que siempre trabajan, juegan y conviven con los elementos no arquitectónicos (lluvia, sol, viento, gravedad, cuerpos, árboles, tierra, etc.) en un lugar y tiempo específicos”. SIGLER, Jennifer; WHITMAN-SALKIN, Leah (Eds). Architectural Ethnography: Atelier Bow-Wow. Cambridge, Massachusetts: Harvard University Graduate School of Design, 2017, p. 13.
  • [xx] Después de titularse, Kon ingreso al departamento de arquitectura de la Universidad de Waseda, como asistente de Kōichi Sato, quién lo invito a participar del grupo Hakubokai, que estaba conformado por diferentes intelectuales y profesionales de diversas áreas donde se destacaba el ministro de agricultura de Japón, Shiguro Tadaatsu, Hosokawa Moritatsu, Okuma Kiho, Tamura Shizumu, Uchida Roan, Kiko Kozaburo.
  • [xxi] La tipología Minka traducido como viviendas campesinas o la casa de la gente” corresponden a construcciones del ámbito rural japonés. El concepto minka abarca otras asociaciones culturales y vernaculares más específicas. Esta fue la vivienda asociada a las clases sociales inferiores a los samuráis como los agricultores, pescadores, comerciantes y artesanos. Su máxima evolución se llevó a cabo durante el régimen Tokugawa, comprendido entre los años 1603 y 1867. La tipología minka presenta una serie de variaciones formales y materiales, que están en directa relación con las condiciones climáticas de su emplazamiento geográfico. Según Midori Nishi, estas variaciones formales se pueden verificar en los tamaños de los Gangi (arcadas o portales), en la dimensión de los aleros o las pendientes de las cubiertas. NISHI, Midori. “Regional Variations in Japanese Farmhouses”. Annals of the Association of American Geographers, vol. 57, no 2, 1967. pp. 239-266.
  • [xxii] La noción de “Trabajo de campo” es utilizada también en Arquitectura. Algunos autores como Raymond Lucas se refieren a ella como “un término comúnmente utilizado para describir la investigación asociada a un sitio, lugar o ubicación en particular. Esto sugiere que el 'campo' es un contexto discreto, una unidad de análisis que tiene un límite y una frontera, por muy borroso que este borde pueda ser”. LUCAS, Ray. Research Methods for Architecture. London: Laurance King Publishing Ltd., 2016. p.70.
  • [xxiii] KUROISHI, Izumi. Kon Wajiro: A Quest for the Architecture as a Container of Everyday Life. PhD Thesis, University of Pennsylvania, 1988. p.49.
  • [xxiv] Esta publicación a manera de tratado teórico dividió sus contenidos en tres partes: casas campesinas, estructura y sobre el plano de planta En la primera parte, estableció una teoría que integro las relaciones entre la casa, lo geográfico (valle, montaña o borde costero) y la historia, los patrones de organización y el tamaño de las viviendas en relación con las áreas agrícolas. La segunda parte desarrolla en profundidad la vivienda campesina, desde la materialidad, desde el uso de los recursos locales con predominio de la madera como estructura, también examina las variaciones tanto formales como materiales según las diferentes regiones y en la tercera parte final, revisa desde una minuciosa lectura del dibujo en planta, la planificación y organización de la vivienda a través del cual interpreto los estilos de vida campesina. KON, Wajirō. 日本の民家Nihon no Minka. Tokyo: Iwanami shoten,1989 (1922).
  • [xxv] “Después del terremoto, nos quedamos allí, en el suelo de Tokio, mirando en silencio la ciudad en ese momento. Sentimos la inmensidad de la cantidad de cosas que necesitábamos observar. Todos los días, al menos yo, caminábamos al azar por la llanura chamuscada, y comencé a investigar cosas aquí y allá”. KON, Wajiro & ADRIASOLA, Ignacio. “What is Modernology? (1927)”, Review of Japanese Culture and Society. vol 28, 2016, p. 66.
  • [xxvi] WEISENFELD, Gennifer. “Designing after disaster: Barrack Decoration and the Great Kantō Earthquake”. Japanese Studies, vol. 18, no 3, 1998, pp. 229-246.
  • [xxvii] “Primero observó cómo las simples chozas (refugios) levantadas inmediatamente después del terremoto fueron reemplazadas gradualmente por cuarteles (cobertizos), una forma más sustancial de residencia temporal, y luego por casas permanentes (Barracas)”. GILL, Tom. “Kon Wajiro, Modernologist”. Japan Quarterly. vol.43, no 2, 1996, p. 199.
  • [xxviii] “Parecía no haber una palabra precisa de lo que estaban haciendo, así que él inventó una. Tomando la palabra arqueología, kökogaku, eliminó el carácter central ko, que significa "viejo", y lo reemplazó con gen, que significa "el presente". La nueva palabra era kõgengaku, o "arqueología de nuestros días". Traducida al inglés como "modernology", prefirió usar el equivalente en esperanto, modernologio” GILL, T. Ibid.
  • [xxix] KUROISHI, Izumi. “Visual Examinations of Interior Space in Movements to Modernize Housing in Japan, c. 1920–40”. Interiors, vol.2 no 1, 2011, p. 102.
  • [xxx] “No hace falta decir que esta investigación es tan útil para el diseño de casas y las nuevas innovaciones en electrodomésticos como lo son la geomorfología y la geología para la ingeniería civil, o la fisiología y la patología para la medicina. Las disposiciones irracionales de los muebles, los armarios, etc., pueden criticarse y explicarse mediante el dominio de esta investigación”. KON, Wajirō, FUJIMORI, Terunobu. 考現学入門Kōgengaku Nyūmon. Tokyo: Chikuma Shobō, Chikuma Bunko, 1987 (1930), pp. 220-244.
  • [xxxi] KON, 1926 citado en KUROISHI, I. Op. Cit. p.103.
  • [xxxii] CAUSEY, Andrew. Drawn to See. Drawing as an Ethnographic Method. Toronto: University of Toronto Press, 2017, p. 38.

Bibliografía

  • CAUSEY, Andrew. Drawn to See. Drawing as an Ethnographic Method. Toronto: University of Toronto Press, 2017
  • EWING, Suzanne; MCGOWAN, Jeremie; SPEED, Chris & BERNIE, Victoria Clare. Architecture and Field/Work. Vol. 6. AHRA Critiques. London: Routledge, 2011.
  • FROBENIUS, Herman. Afrikanische Bautypen: eine ethnographisch-architektonische Studie. Dachau: F. Mondrian, 1894.
  • GILL, Tom. “Kon Wajiro, Modernologist”. Japan Quarterly. vol. 43, no 2, 1996.
  • KAIJIMA, Momoyo., Stalder, L., Iseki, Y. Architectural Ethnography. Tokyo: TOTO Publishing, 2018.
  • KON, Wajirō. 日本の民家Nihon no Minka. Tokyo: Iwanami shoten,1989, (1922).
  • KON, Wajirō. 考現学入門Modernologio: Kogengaku. Tokyo: Chikuma Shobō, 1986 (1931).
  • KON, Wajirō; ADRIASOLA, Ignacio. “What is Modernology?” (1927), Review of Japanese Culture and Society. vol. 28, 2016.
  • KON, Wajirō, 今和次郎採集講義 (Kon Wajiro Retrospective, 1888-1973). Kyōto-shi: Kabushiki Kaisha Seigensha, 2012
  • KUROISHI, Izumi. Kon Wajirō: A Quest for the Architecture as a Container of Everyday Life, (PhD Thesis), University of Pennsylvania, 1988.
  • KUROISHI, Izumi. “An Attempt to Search for the Origin of Architecture in Japanese Peasant Houses”, Proceedings of the 86th ACSA Annual Meeting and Technology Conference: Constructing Identity "Souped-up" and "Un-plugged."Washington, DC: Association of Collegiate Schools of Architecture, 1998.
  • KUROISHI, Izumi. Visual Examinations of Interior Space in Movements to Modernize Housing in Japan, c. 1920–40”. Interiors, vol. 2 no1, 2011.
  • MALINOWSKI, Bronislav.Los Argonautas del pacífico oriental.Un estudio sobre comercio y aventura entre los indígenas de los archipiélagos de la Nueva Guinea melanésica. Barcelona: Editorial Planeta-De Agostini, 1986.
  • TRAGANOU, Jilly; KUROISHI Izumi (Eds). Design and Disaster. Kon Wajiro’s Modernologio. New York: Parsons The New School for Design, 2014.
  • OSAYIMWES, Itohan. Colonialism and Modern Architecture in Germany. Pittsburg: The University of Pittsburg Press, 2017.
  • ROESLER, Sacha. “Architectural Anthropology: A Knowledge-Based Approach”. Nuts & Bolts of Construction History, vol.1, 2012.
  • SIGLER, Jennifer; WHITMAN-SALKIN, Leah (Eds). Architectural Ethnography: Atelier Bow-Wow. Cambridge, Massachusetts: Harvard University Graduate School of Design, 2017.
  • TOBERT, Natalie. Anegondi: An Architectural Ethnography of a Royal Village. New Delhi: Manohar Publishers, 2000.
  • TEYSSOT, Georges. “Aldo Van Eyck and the Rise of an Ethnographic Paradigm in the 1960s.” Joelho: Revista De Cultura Arquitectónica, no 2, 2011.
  • WAKELY, Patrick. “The development of a school: An account of the department of development and tropical studies of the architectural association”.Habitat International, vol. 7, no 5-6, 1983.
  • WEISENFELD, Gennifer. “Designing after disaster: Barrack Decoration and the Great Kantō Earthquake”, Japanese Studies, vol. 18, no 3, 1998.
  • YANEVA, Albena. Five Ways to Make Architecture Political. An Introduction to the Politics of Design Practice. London: Bloomsbury Publishing Plc, 2017.

Sobre este autor/a
Cita: José Abásolo Llaría. "El Arquitecto como etnógrafo: Trabajo de campo y representación en las investigaciones de Kon Wajirō" 21 ago 2021. ArchDaily Colombia. Accedido el . <https://www.archdaily.co/co/966311/el-arquitecto-como-etnografo-trabajo-de-campo-y-representacion-en-las-investigaciones-de-kon-wajiro> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.