Un país dividido: segregación y desigualdad urbana en Sudáfrica

Un país dividido: segregación y desigualdad urbana en Sudáfrica

Sudáfrica es un país en constante evolución. En los últimos años ha visto surgir hitos y obras de arquitectura emblemáticas que han logrado alcanzar un amplio reconocimiento mundial. En Ciudad del Cabo, por ejemplo, es posible encontrar el Museo Zeitz de Arte Contemporáneo de África, una obra con una espacialidad innovadora proyectada por el estudio Heatherwick. En el Cabo Occidental, por otro lado, se encuentra la Capilla Bosjes y su singular cubierta escultórica de hormigón, diseñada por el estudio Steyn. También, el dinámico país alojará la Biblioteca Presidencial Thabo Mbeki en Johannesburgo, una obra presentada el año pasado y diseñada por Sir David Adjaye, ganador de la Medalla de Oro Real del RIBA en 2021.

© Johnny Miller© Johnny Miller© Johnny Miller© Johnny Miller+ 10

Sin duda estos hitos desempeñan, o desempeñarán, un papel importante en la configuración del patrimonio arquitectónico de Sudáfrica. Sin embargo, junto a estos hitos, coexiste una gran desigualdad urbana. Una desigualdad presente en muchas ciudades sudafricanas, nacida como consecuencia del pasado racista del gobierno del Apartheid. El Apartheid, lejos de ser un mero sistema de leyes, dejó consecuencias estructurales en la morfología del país que siguen vigentes incluso hasta el día de hoy. Los planificadores urbanos del régimen del apartheid trataron de segregar las ciudades sudafricanas según criterios raciales. A los ciudadanos de la comunidad negra, por ejemplo, se les impidió por mucho tiempo el acceso a ciertos espacios, relegándolos a zonas residenciales llamadas townships. Estos legados, aun hoy, siguen teniendo un peso considerable en la distribución y composición del tejido urbano sudafricano.

Msawawa y Cedar Creek - Johannesburgo. Imagen © Johnny Miller
Msawawa y Cedar Creek - Johannesburgo. Imagen © Johnny Miller

En ningún lugar es más evidente esta división que en la bulliciosa metrópolis de Johannesburgo. Fundada como ciudad minera tras el descubrimiento del oro, hoy en día se desarrolla como el centro económico de Sudáfrica y su población se complementa con personas de otras ciudades sudafricanas e inmigrantes de otros países africanos. En el pasado, mientras la población negra era empujada al sur de la ciudad, a los pueblos marginales, los propietarios blancos de las minas construían mansiones que terminaron por dar forma a los ricos suburbios que hoy en día existen en Johannesburgo. A menudo, esta desigualdad puede visualizarse en un sentido muy literal y explícito, como por ejemplo, en el sector de la ciudad donde el suburbio de Primrose se superpone con el asentamiento informal adyacente de Makause. En la actualidad, aunque los modelos políticos hayan cambiado, las comunidades negras tienen menos probabilidades de vivir en los suburbios de clase media anteriormente reservados a los “blancos”.

Hay una razón para que el cambio sea tan lento. Johannesburgo no es más que una pequeña muestra de Sudáfrica y, según afirmó el Banco Mundial en mayo de 2018, Sudáfrica aún sigue siendo el país económicamente más desigual del mundo. Según los índices, los niveles de pobreza son más altos entre la población negra. La población blanca, en cambio, sigue constituyendo la mayoría de la élite (el 5% de la población mas rica y poderosa). De ahí, creo yo, viene la persistencia de la segregación espacial y urbana. - Justice Malala, periodista sudafricana

Más al sur de Johannesburgo, en la ciudad costera de Ciudad del Cabo, es posible encontrar otro sorprendente caso urbano que arrastra consecuencias desde régimen del Apartheid: el Distrito Seis. Establecida en 1867 como una comunidad diversa de comerciantes, artesanos, esclavos liberados, trabajadores e inmigrantes, la zona era un centro vibrante con estrechos vínculos con la ciudad y el puerto. A principios del siglo XX, sin embargo, comenzó un proceso de marginación que perjudicó a todos sus habitantes. La población fue desplaza a la fuerza de su territorio en 1901 y el gobierno del Apartheid la declaró zona exclusiva para blancos en 1966. A partir de entonces se produjeron demoliciones, y más de 60.000 personas se vieron obligadas a trasladarse a Cape Flats.

Una vista aérea del Distrito Seis. Imagen © Johnny Miller
Una vista aérea del Distrito Seis. Imagen © Johnny Miller

Hoy en día, el Distrito Seis existe como una colección de lotes vacíos, con escombros todavía presentes y los contornos de lo que solían ser las calles de la ciudad aun visibles. Sus antiguos residentes han conseguido luchar contra el desarrollo privado y algunos de ellos, incluso, han conseguido volver a las tierras que les pertenecían. Sin embargo, el contraste entre el Distrito Seis y el Centro de Ciudad del Cabo no puede ser más claro. El Museo del Distrito Seis, en su visión sobre el futuro de la zona, considera que la restitución de los terrenos es una oportunidad para desarrollar un área patrimonial que fomente la regeneración urbana y permita integrar mejor la economía del Distrito Seis con la de Ciudad del Cabo.

Distrito Seis. Imagen © Johnny Miller
Distrito Seis. Imagen © Johnny Miller
Distrito Seis. Imagen © Johnny Miller
Distrito Seis. Imagen © Johnny Miller

Johannesburgo y el Distrito Seis de Ciudad del Cabo sirven de ejemplos para ilustrar la desigualdad espacial y urbana que aún existe en Sudáfrica. Una desigualdad que aún perdura desde el gobierno del Apartheid. Esta desigualdad determina dónde se construyen los edificios, dónde quiere vivir la gente adinerada y dónde se vuelcan los fondos públicos. Lejos de existir de forma aislada, las desigualdades presentes en las ciudades en las que vivimos están sin duda moldeadas por su pasado.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Maganga, Matthew. "Un país dividido: segregación y desigualdad urbana en Sudáfrica" [Divided: Urban Inequality in South Africa] 28 may 2021. ArchDaily Colombia. (Trad. Maiztegui, Belén) Accedido el . <https://www.archdaily.co/co/962454/un-pais-dividido-segregacion-y-desigualdad-urbana-en-sudafrica> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.