¿Por qué la arquitectura "Do-It-Together" tiene un potencial radical?

¿Por qué la arquitectura "Do-It-Together" tiene un potencial radical?

En todo el mundo, una nueva generación de arquitectos está desafiando el “business-as-usual” y trayendo cambios a poblaciones que antes no tenían acceso a sus servicios profesionales. Este artículo es el primero de una serie que presenta esta nueva práctica que lleva las relaciones transaccionales con los clientes a colaboraciones más profundas y basadas en la confianza. Lo llamamos arquitectura Do-It-Together.

Arquitectura vernácula: viviendas tradicionales en China. Imagen de martin ruthai en Pixabay
Arquitectura vernácula: viviendas tradicionales en China. Imagen de martin ruthai en Pixabay

Durante siglos, las viviendas y los espacios de reunión fueron construidos principalmente por habitantes sin la participación de arquitectos o profesionales de la construcción. Estas actividades de construcción, a menudo denominadas arquitectura vernácula [1], se basan en las capacidades disponibles localmente y en recursos asequibles. Bajo estas limitaciones, los autoconstructores a menudo tenían que movilizar redes personales, aplicar materiales y técnicas de construcción locales y, lo más importante, involucrar a la familia y los vecinos en la construcción conjunta. Hoy en día, estas prácticas continúan en todo el mundo, acercando a las personas y comunidades, conectándolas con un patrimonio y un lugar compartidos.

Arquitectura vernácula, viviendas autoconstruidas en Mumbai, India © Prathamesh Jagdish Naik
Arquitectura vernácula, viviendas autoconstruidas en Mumbai, India © Prathamesh Jagdish Naik

En el último siglo, el conocimiento, las técnicas de construcción y los materiales industriales producidos en masa han dominado la producción de espacio. Mientras tanto, un número cada vez mayor de personas ha recibido una formación estándar, cualificada y ha sido acogida en el mundo de los profesionales. Al igual que cualquier sociedad moderna de eficiencia, el mundo de la arquitectura profesional está organizado por roles y responsabilidades claros: clientes, diseñadores, asesores, gerentes y contratistas que colaboran según contratos y medios financieros.

Hoy en día, la arquitectura profesional y vernácula parecen dos flechas que se alejan en direcciones opuestas. La arquitectura profesional se desarrolla en diferentes especializaciones, a medida que se vuelven más y más específicas, se alejan más de las necesidades ordinarias de las personas. Como dijo Paul Polak una vez, el 90% de los diseñadores del mundo dedican todo su tiempo a atender las necesidades del 10% más rico de los clientes del mundo. Aunque la tasa de pobreza mundial ha disminuido desde entonces, esa proporción no ha cambiado mucho. La mayoría de los arquitectos profesionales capacitados continúan sirviendo principalmente a unos pocos privilegiados.

La Potocine, Bolívar, Bogotá, Colombia. Arquitectura Expandida + Ojo al Sancocho que invitan a las comunidades a autoconstruirse en torno al espacio abandonado © arquitectura expandida
La Potocine, Bolívar, Bogotá, Colombia. Arquitectura Expandida + Ojo al Sancocho que invitan a las comunidades a autoconstruirse en torno al espacio abandonado © arquitectura expandida

Ha habido bastantes arquitectos y profesionales que se esforzaron por hacer que los cambios ocurrieran. En las últimas décadas, Architecture for Humanity y Design With The Other 90% Network ciertamente han allanado el camino para la arquitectura humanitaria; El premio y la promoción de la Fundación Curry Stone y la Fundación Aga Khan han continuado atrayendo la atención pública sobre nuevas prácticas sociales. Architecture in Development, ha difundido aún más el conocimiento de estas prácticas sociales y ha nutrido una red global de profesionales que buscan oportunidades de colaboración.

Las ciudades tiene sus propias leyes, se trata de una entidad muy compleja que ha existido durante miles de años. [...] Se habla comunmente de la participación del arquitecto, no de la participación de las personas en el trabajo del arquitecto.
John Habrakan

Hoy en día, más estudiantes, graduados y profesionales se inclinan a participar en las prácticas de construcción de las comunidades locales. Durante los últimos diez años, hemos visto una nueva arquitectura Do-It-Together (DIT) emergiendo desde Ecuador hasta el Reino Unido, desde los Países Bajos hasta la India y en muchos otros rincones del mundo. Liderada por arquitectos intransigentes, a menudo colectivos multidisciplinarios, la arquitectura DIT sigue aumentando su red de arquitectos de ideas afines. Entonces, ¿qué hay detrás del cambio?

© Architecture in Development
© Architecture in Development

Durante una década, las plataformas sociales, de crowdsourcing, financiación y colaboración han florecido en el campo de la arquitectura, permitiendo más contenido generado por los usuarios y aumentando la participación de los usuarios. La tecnología digital no solo proporciona nuevas infraestructuras en línea, sino que también inspira nuevas formas de aprendizaje, colaboración y organización [2]. La nueva arquitectura Do-It-Together desbloquea la experiencia y los recursos que eran inaccesibles en el caso de prácticas vernáculas centenarias. Además de sus redes sociales fluidas, la arquitectura DIT desafía el sistema existente y crea nuevas condiciones para las colaboraciones, condiciones que:

  • Rompen la relación clásica entre diseñador y cliente: en lugar de actuar dentro de los límites del modelo de negocio actual, ¿por qué no participar en los esfuerzos de construcción de comunidades y descubrir nuevas formas de agregar valor?

  • Subvierte la jerarquía productor-consumidor: si las comunidades no pueden pagar el precio de mercado, ¿por qué no trasladar nuestros recursos y responsabilidades? ¿Reemplazar a los contratistas con constructores de la comunidad (¡y unirse a la construcción nosotros mismos!), Reemplazar materiales industriales con materiales de origen local y reemplazar consultores con socios alineados con nuestra causa?

  • Pasa de lo global a lo local, de lo grande a lo pequeño: en lugar de viajar a pueblos remotos, ¿por qué no aprender también sobre el legado y los desafíos de sus comunidades locales? ¿Por qué no contribuir a proyectos factibles y tangibles a la vuelta de la esquina que los megaproyectos abstractos del otro lado del mundo?

El trabajo de Al Borde es participar en los esfuerzos de construcción en curso de las comunidades locales. La imagen muestra la comunidad local y los arquitectos en un taller de la Escuela Esperanza, Ecuador © Al Borde
El trabajo de Al Borde es participar en los esfuerzos de construcción en curso de las comunidades locales. La imagen muestra la comunidad local y los arquitectos en un taller de la Escuela Esperanza, Ecuador © Al Borde

La arquitectura DIT proporciona un campo de pruebas donde lo moderno se encuentra con las bases, lo formal se encuentra con la lengua vernácula, los profesionales se encuentran con los autoconstructores. Las personas reúnen diferentes conjuntos de habilidades, antecedentes socioculturales y experiencias de vida en un sitio físico. Frente a los principales desafíos sociales, humanitarios y ecológicos en un mundo que se globaliza rápidamente, Do-It-Together podría ser una razón y una respuesta para quienes buscan nuevos significados y valores de unión y un sentido de lugar.

Pero, ¿se puede ampliar la arquitectura DIT para influir no solo en las comunidades rurales sino también en las urbanas? ¿Puede la arquitectura DIT abordar los apremiantes desafíos sociales y ecológicos de nuestro tiempo?

Una posible respuesta sería adoptar un enfoque sistémico para reunir un mayor número de talentos, habilidades y recursos diversificados en un solo lugar. Es por eso que estamos llevando Architecture in Development al siguiente nivel, estableciendo la infraestructura digital para facilitar la colaboración entre autoconstructores, profesionales, ONG, empresas y gobiernos locales. Actores que de otro modo serían invisibles entre sí y no tendrían acceso a los conocimientos y recursos de los demás.

Este artículo es una colaboración con la plataforma Architecture in Development. En el próximo artículo, exploraremos las características que definen la arquitectura DIT a través de ejemplos reales, que han traído cambios radicales a poblaciones que formalmente no tenían acceso a servicios profesionales.

[1] La arquitectura vernácula es un término cargado y en los discursos arquitectónicos la principal preocupación suele ser el cómo y el qué, pero difícilmente el por qué. Aquí queremos poner más énfasis en la intención y el proceso de la arquitectura vernácula en lugar de solo en su estética.

[2] 'arquitectura de código abierto' 'wikiHouse' 'arquitectura de crowdsourcing' son ejemplos que demuestran nuevos modelos operativos inspirados en la tecnología digital; Es posible que el proceso de cocreación digitalizada haya desencadenado un surgimiento de un nuevo "diseño participativo", "diseño comunitario".

Sobre este autor/a
Cita: Architecture in Development. "¿Por qué la arquitectura "Do-It-Together" tiene un potencial radical?" [Why The New Do-It-Together Architecture Has Radical Potential] 25 feb 2021. ArchDaily Colombia. (Trad. Arellano, Mónica) Accedido el . <https://www.archdaily.co/co/957465/por-que-la-arquitectura-do-it-together-tiene-un-potencial-radical> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.