Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este espacio de COWORKING nos ha permitido plantearnos de nuevo lo que debe ser un lugar de trabajo compartido. La mesa es el elemento principal de la actividad convirtiéndose en el único elemento divisorio y organizativo del espacio. Un espacio que simplemente se ha limpiado y dejado a la vista con la estructura, materiales originales y huellas de lo que había sido anteriormente. La madera de pino en tablero tricapa aporta calidez al espacio y resuelve el resto de elementos como zona de cocina, espacios de descanso, escalera y taquillas. La imagen corporativa impresa en las diversas superficies resuelve toda la señalética y gráfica en color del conjunto. El local de TEN studio era una antigua tienda de arte, revestida de capas de yeso, reduciendo el espacio en todos los sentidos, especialmente la altura, y ocultando el carácter del edificio, construido alrededor de 1930 con muros de ladrillo y columnas de acero fundido. Nuestro trabajo se ha centrado en quitar todo el maquillaje del espacio y descubrir las trazas que se escondían debajo. Esto nos ha ayudado a iluminar mejor la sala principal, de cuatro metros de altura, a través de los dos escaparates originales en fachada. Se han utilizado cinco mesas como elementos principales para organizar el espacio de trabajo, dejando una en la primera zona, la zona de cocina, y cuatro en la zona de trabajo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir