Agrandar imagen | Ver tamaño original
Cuando escuchamos el término visualización, es probable que visualicemos un llamativo render lleno de luces, personas, acabados deslumbrantes y una sensación de energía sobre el lugar que estamos viendo. Además de representar un espacio tridimensional, los arquitectos deben desarrollar sus habilidades en la representación de ideas intangibles que ayuden a conducir la narrativa detrás de sus argumentos. En lugar de crear conceptos únicos que se presentan en una secuencia tradicionalmente lineal, los diseñadores deben elaborar una historia, estructurar sus diseños como una tesis y considerar cómo nuestras presentaciones tienen el poder de revelar las prioridades de un proyecto. Las visualizaciones espaciales son solo una de varias herramientas que se utilizan para crear una idea, pero los diagramas, análisis de datos, texto, colores y diseño son tan importantes como las imágenes semi-literales de la cosa en sí. Karen Lewis, profesora asociada de arquitectura en The Knowlton School de la Ohio State University, es experta en la materia para explorar cómo los arquitectos enmarcan los argumentos a través de una variedad de representaciones esquemáticas y basadas en datos. En la primera edición de su libro, Diseño gráfico para arquitectos (Routledge, 2015), proporciona consejos y trucos en profundidad sobre cómo los arquitectos pueden agudizar sus habilidades de diseño gráfico y desarrollar argumentos poderosos para expresar su intención de diseño. Su trabajo se centra principalmente en las formas en que los arquitectos transmiten sus ideas no solo a otros en la profesión, sino también a la proyección externa al resto del mundo interesado en escuchar lo que la arquitectura tiene para decir y el poder de cambio que puede aportar. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir