Agrandar imagen | Ver tamaño original
La oficina suiza Herzog & de Meuron ha desarrollado el proyecto para un rascacielos en Toronto. Si se construye, el proyecto tendrá 324 metros de altura y se convertirá en el edificio residencial más alto de Canadá. Trabajando junto con la oficina local de Quadrangle, el dúo fue contratado por las empresas holandesas de desarrollo inmobiliario Kroonenberg Geoep y ProWinko para diseñar el nuevo ícono de la ciudad. La torre se construirá en la esquina de las calles Bloor y Bay en el barrio de Yorkville.  Kroonenberg Geoep y ProWinko adquirieron el sitio en 2016 por $86.75 millones. El edificio propuesto tendrá como objetivo maximizar el área de piso utilizable y capitalizar las vistas orientales. La torre tendrá dieciséis pisos dedicados a oficinas y establecimientos comerciales, y 64 pisos residenciales con unidades de diferentes dimensiones. La azotea estará ocupada por un salón y un restaurante con vistas a la ciudad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir