Agrandar imagen | Ver tamaño original
La oficina Territorial Empathy, basada en Brooklyn, Nueva York con raíces colombianas presentó la propuesta para la UN-Habitat Global Public Space Programme donde replantean la temporalidad de la atención a la migración venezolana en Colombia usando el paño de suelo urbano y público más representativo del distrito capital de Bogotá. Zarith Pineda, fundadora de Territorial Empathy, quien ha dedicado su práctica por los últimos años en el impacto de los conflictos con respecto al entorno construido. En conversación con ArchDaily Zarith profundizó en su propuesta Transient Elements (Elementos Transitorios), la cual desarrolló junto con Juligon y WXY Architecture + Urban Design.  Artículo relacionado:¿Cómo redefinir la arquitectura para emergencias de migración? La fundadora de Territorial Empathy nos dió primero un marco de la realidad para contextualizar la problemática. Se estimaba que previo a la emergencia por el COVID-19 aproximadamente 4.000 venezolanos abandonaban su país de origen diariamente. Solo este año, más de un millón de refugiados venezolanos han ingresado a Colombia. Para 2021, se estima que se albergará a aproximadamente cuatro millones de venezolanos desplazados. En toda Colombia, la falta de viviendas, empleos y respuestas de ayuda adecuadas han dejado a muchos de estos refugiados en la miseria y el confinamiento no ha ayudado a mejorar la situación. Las aglomeraciones de carpas están apareciendo en espacios públicos, terminales de autobuses, parques, plazas, lo que aumenta las tensiones entre la población de refugiados y los habitantes nativos. Aun en cuarentena, a lo largo de las carreteras se ven grupos de migrantes caminando hacia nuevos destinos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir