Agrandar imagen | Ver tamaño original
Al salir de la facultad, nos graduamos con un título que certifica académicamente que poseemos las habilidades profesionales para hacernos llamar arquitectos y arquitectas. Esto significa que podemos diseñar espacios y más importante construirlos, levantar de donde no hay sino el suelo terrestre, una intervención que perdurara en el tiempo por un periodo prolongado, y más importante aun, el habilitar espacios habitables.  Pero la verdad es que salimos con poco conocimiento realista, tanto de los contextos de la actualidad como de los gajes del oficio. Un aspecto del cual se tiene poco conocimiento y que difiere de país en país, es la gestión de licencias urbanísticas para poder construir. En Colombia, existe un decreto que determina el proceso legal que se requiere para casi todo tipo de intervención que le compete a la construcción (menos reparaciones locativas). Este Decreto es el 1469 de 2010. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir