Agrandar imagen | Ver tamaño original
Frente al Cementerio de la Recoleta, entre locales gastronómicos, está Quiosco de falafel. Los alambres entramados de hierro blanco crean una superficie plana con una sola abertura. El proyecto es un revestimiento y una ventana. Durante el día, cuando se abre, la cara superficial toma profundidad. Detrás está la cocina, donde se hacen los falafel que se venden a la calle. Cuando se acaban, se cierra. La superficie se completa y todo lo otro queda, una vez más, oculto. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir