Agrandar imagen | Ver tamaño original
En México, 40 millones de llantas usadas son desechadas cada año y solo el 12% se recicla. Las llantas son un producto de desecho difícil de abordar, debido su gran volumen, su durabilidad y sus componentes perjudiciales para el medio ambiente. Según especialistas, en México se reciclan alrededor de 5 millones de llantas en productos orgánicos y en la industria del cemento. Las llantas desechadas pueden utilizarse como agregado para la fabricación de cemento Portland, o como una fuente alternativa de combustible para crear el cemento Portland en sí mismo [1]. Sin embargo, la mayoría terminará en vertederos, en tejados, en huertos familiares o en calles, mares, ríos y bosques. Al no ser biodegradables y al ser lo suficientemente fuertes como para resistir la prueba del tiempo, las llantas dominan una cantidad significativa de espacio en los vertederos alrededor del mundo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir