Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos

Acero inoxidable, bronce, latón o aluminio: Cómo elegir materiales para manillas

Acero inoxidable, bronce, latón o aluminio: Cómo elegir materiales para manillas

Las manillas o picaportes de las puertas son parte omnipresente de la vida cotidiana; se utilizan constantemente en casi todos los espacios pero rara vez ponemos la atención en ellas. Sin embargo, el material elegido puede variar enormemente en términos de estética, durabilidad, higiene y sostenibilidad, con buenas elecciones que pueden funcionar muy bien y malas elecciones que a futuro podrían terminar mal. Al ser objetos que se ven y que se usan varias veces al día –sin falta–, es imperativo hacer la elección correcta.

Para profundizar en este tema, FSB nos ayudó a establecer las propiedades de cuatro de los materiales de manillas más utilizados, permitiéndonos tomar una decisión informada sobre qué material se alinea mejor con las necesidades de cada proyecto.

© Daniel Vieser © Daniel Vieser Aluminio. Image Courtesy of FSB © Daniel Vieser + 32

© Christian Grund
© Christian Grund

Acero Inoxidable

El acero inoxidable es un material naturalmente resistente a la corrosión y de bajo mantenimiento. No importa la fuerza o la frecuencia de uso, rara vez revela rastros de abolladuras o rasguños, incluso después de años de uso. Como resultado, las manillas de acero inoxidable requieren de muy poco cuidado, o prácticamente nada.

Acero Inoxidable. Image Courtesy of FSB
Acero Inoxidable. Image Courtesy of FSB

Patentado por primera vez en 1912 por Krupp en Essen, el acero inoxidable se denominó "acero V2a" o "Nirosta" (nunca se oxida). Reconocido por sus propiedades desde el principio, el material se ha utilizado desde entonces en proyectos que requieren un uso continuo y un mantenimiento poco frecuente. Como material para manillas y picaportes en puertas, el acero inoxidable se aplica mejor en puertas muy utilizadas, particularmente en edificios públicos, hospitales, áreas de servicio, parques e instalaciones deportivas, y otros espacios de alto tránsito y un uso esperado de larga data.

Acero Inoxidable. Image Courtesy of FSB
Acero Inoxidable. Image Courtesy of FSB

Si bien el acero inoxidable no se oxida, los restos de suciedad que se acumulan durante largos períodos de tiempo se pueden eliminar rápidamente con un paño húmedo. En el caso de manillas de acero inoxidable ubicadas en piscinas cloradas, lo que parece ser óxido de superficie generalmente no proviene del material en sí, sino que es transportado desde el exterior. Estas imperfecciones pueden eliminarse de la misma forma, al raspar el elemento.

Bronce

El bronce es un material estéticamente agradable que se vuelve más 'radiante' con el paso de los años debido a las propiedades de su composición química. Al desarrollar una pátina a través de la oxidación y los años de uso, este cambio generalmente se considera de alto valor ornamental.

Bronce. Image Courtesy of FSB
Bronce. Image Courtesy of FSB

Con la creciente presencia de gérmenes resistentes a los antibióticos, la higiene de las superficies puede ser una preocupación en las manillas de bronce, particularmente debido a su alta frecuencia de uso. Sin embargo, el bronce creado a partir de aleaciones de cobre tiene propiedades bactericidas que pueden eliminar este problema casi por completo, con estudios en los Estados Unidos y Gran Bretaña que revelan que en las superficies con aleación de cobre las bacterias son eliminadas en un 99.9% después de dos horas, como máximo. Entre ellas se encuentra la MRSA o Staphylococcus aureus; uno de los gérmenes más virulentos conocidos hasta el momento, resistente a la meticilina. Independientemente de la elección de las manillas de bronce, se recomienda que los diseñadores elijan proveedores que puedan proporcionar bronce bactericida con aleación de cobre.

Bronce. Image Courtesy of FSB
Bronce. Image Courtesy of FSB

Aluminio

El aluminio es un material ligero y muy duradero, concebido desde el principio como una opción de alta tecnología. Es fuerte y agradable de manejar, es muy hábil frente a la temperatura ambiente y permite una multitud de opciones estéticas debido a su capacidad de ser pintado en una gran gama de colores.

Aluminio. Image Courtesy of FSB
Aluminio. Image Courtesy of FSB

Utilizado ampliamente en las industrias automotriz, aeronáutica y aeroespacial, el aluminio también puede ser aplicado en manillas de puertas, no solo por su bajo peso, resistencia y durabilidad, sino también por su ciclo de vida ecológico. Si bien la extracción inicial del aluminio requiere una gran cantidad de energía, el material puede reciclarse repetidamente sin generar desechos.

Aluminio. Image Courtesy of FSB
Aluminio. Image Courtesy of FSB

Las opciones de coloración del aluminio allanan el camino para posibilidades estéticas aparentemente ilimitadas, que van desde emulaciones clásicas de metales reales hasta aplicaciones animadas de cientos de colores puros. Dependiendo de los métodos de coloración, algunas manillas de aluminio coloreado son más duraderas que otras; por ejemplo, los acabados de aluminio anodizado. Si tanto el color como la durabilidad son una prioridad para el diseñador, recomendamos considerar las diferencias en las propiedades producidas por los diferentes procesos y opciones disponibles.

Aluminio. Image Courtesy of FSB
Aluminio. Image Courtesy of FSB

Latón

Formado por una aleación de cobre y zinc, el latón se ha utilizado desde tiempos inmemoriales en la fabricación de elementos decorativos y accesorios para puertas y ventanas debido a sus tonos dorados únicos. Si no está encerado o lacado, el latón reaccionará naturalmente a las condiciones ambientales, haciendo que se corroa y desarrolle una pátina de tonos marrones o grises verdosos. Muchos diseñadores y usuarios valoran este efecto por representar con gracia el paso del tiempo. Sin embargo, para aquellos que buscan mantener el tono dorado original, se recomienda elegir superficies pulidas y evitar el uso del latón para puertas de uso frecuente o en espacios expuestos a condiciones ambientales.

Latón. Image Courtesy of FSB
Latón. Image Courtesy of FSB

Teniendo en cuenta estas características, los diseñadores deben sopesar la importancia de la durabilidad, la estética, el color, el mantenimiento, el peso, la sostenibilidad, y la higiene en relación a sus proyectos específicos, y elegir el material que mejor se adapte a sus necesidades. Si bien muchas de estas propiedades son inherentes a cada material, otras se ven aumentadas o introducidas según la calidad de producción que varía con cada proveedor. Al igual que con cualquier otro componente arquitectónico, para cada elección, hay una gran cantidad de consideraciones que todo diseñador debe tener en cuenta.

Encuentra más información sobre estos productos aquí.

Sobre este autor/a
Cita: Cao, Lilly. "Acero inoxidable, bronce, latón o aluminio: Cómo elegir materiales para manillas" [Stainless Steel, Bronze, Brass, or Aluminum: How to Choose Handle Materials] 16 mar 2020. ArchDaily Colombia. (Trad. Franco, José Tomás) Accedido el . <https://www.archdaily.co/co/931983/acero-inoxidable-bronce-laton-o-aluminio-como-elegir-materiales-para-manillas> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.