Agrandar imagen | Ver tamaño original
En Alsacia, Francia, se encuentran los vestigios del ferrocarril Rosheim-St Nabor, que marcan la lectura del sitio en un ondulado paisaje de canteras. El deseo de crear una ruta que sirva a las canteras, se adaptó a los paisajes de las colinas sub-Vosges. El viaje para descubrir paisajes olvidados o para tener una visión diferente de los paisajes cotidianos está dirigido tanto a usuarios locales como a turistas. Al igual que la antigua vía que ofrecía una doble función (transporte industrial y de pasajeros), la ruta tiene una doble vocación donde lo funcional debe coincidir con lo imaginario del viaje. A lo largo de la ruta de 11 kilómetros sus paradas se dividen en cinco capítulos de diferentes secuencias de paisajes que ofrecen universos variados y destacan notables sitios. Elementos inusuales marcan el camino, con el objetivo de despertar los sentidos del visitante, donde el agua se encuentra repetidamente. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir