Agrandar imagen | Ver tamaño original
La propuesta para la vivienda se plantea desde los espacios y desde su conexión, entendiendo que la actividad diaria de la casa solapa y mezcla diferentes estancias. Se plantea el comedor, en doble espacio, como espacio central y principal de la casa. La condición de centralidad pasará por vincular la mayoría de usos a él, articulando así la sala de estar, el acceso a la cocina, a la escalera de subida a la primera planta, la terraza en fachada principal y el recibidor. Del mismo modo, en la primera planta el doble espacio del comedor organiza el acceso a las dos habitaciones superiores y ofrece un espacio de estudio. La vegetación existente en la parcela se pretende incorporar en el interior de la casa mediante una fuerte relación interior-exterior a través del control de visuales para poder enfocar y enmarcar determinadas panorámicas interesantes, como la vista en la Sierra de Tramuntana o las visuales interiores de la misma parcela, y trabajando estas visuales con grandes aberturas que introducen el paisaje como una imagen más de la casa. Teniendo en cuenta la premisa de la privacidad, muy importante, estas aperturas se realizan mayoritariamente en la parte posterior de la casa, coincidiendo con las buenas vistas. La relación con los vecinos se ha intentado minimizar, situando el mínimo de aperturas hacia ellos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir