Agrandar imagen | Ver tamaño original
Nuestra Casa sustentable está hecha de materia y espíritu. La materia prima, los subproductos no utilizados de la actividad minera, son el componente principal y nosotros aprovechamos sus cualidades y propiedades. Encontrar un uso ecológicamente apropiado para estos desechos determina el carácter único de la unidad de vivienda. En su espíritu, la unidad de vivienda pretende, además de su función técnica, ser un hogar, un lugar para que cada persona se sienta valorada, acogida en sus sueños, esperanzas y deseos de vivir juntos. Cada hogar, incluso el más simple, debe ser capaz de crear un sentido de orgullo y autoestima. Valoramos las necesidades de sus habitantes, ofreciendo características y espacios inusuales, como una cocina abierta, sala de estar que se integra con el jardín, sistema de calentamiento solar de agua y energía eólica. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir