Agrandar imagen | Ver tamaño original
"Todo se trata del ladrillo" fue el lema de la oficina de arquitectura SPA, al preparar el futuro de una gran vivienda adosada de estilo italiano en el norte de Londres. Los clientes querían un espacio duradero que se adaptara a su creciente familia. La respuesta fue doble: remodelar y modernizar la estructura original y expandirse hacia el jardín, agregando una verdadera vida interior y exterior. Lo fundamental para la remodelación fue proporcionar un espacio flexible para el alojamiento de visitas familiares y crear cantidades generosas de almacenamiento. Aunque el espacio habitable todavía ocupa los mismos metros cuadrados, el ingenioso diseño eliminó cualquier desorden potencial y todos los servicios del edificio. Los almacenamientos, ubicados en las esquinas sin luz, brindan un amplio espacio para los servicios. La planta abierta y las sutiles diferencias espaciales en los tratamientos de piso, pared y techo crean espacios variados que permiten a los miembros de la familia realizar una variedad de actividades dentro de una corta distancia. Cercano a la cocina se encuentra un estudio muy luminoso, que tiene la posibilidad de convertirse en un dormitorio privado, separado del sonido del espacio común gracias a unas puertas correderas que se ocultan en la pared. Una cama plegable incorporada aparece desde una pared de carpintería personalizada. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir