Agrandar imagen | Ver tamaño original
DREA es un edificio hibrido que conjuga los espacios de un grande almacén para equipos audiovisuales y las oficinas del mismo corporativo, ubicado en un parque industrial en la parte poniente de la zona metropolitana de Guadalajara. Desde el exterior el edificio se presenta como una caja metálica negra, una grande “bocina” apoyada en sus extremos  sobre dos elementos de concreto de 6 metros de alto. Esta configuración genera a nivel de suelo un vacío central de doble altura, un grande umbral que nos recibe y nos invita a seguir nuestro recorrido hacia el interior. Entrando nos dejamos atrás una fachada cerrada que nos cuenta muy poco de lo que pasa dentro de sí: la inconsistencia del contexto ha sido la razón por la cual el proyecto busca sus calidades arquitectónicas y funcionales de forma introspectiva. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir