Agrandar imagen | Ver tamaño original
Después de casi una década en construcción, la emblemática planta de conversión de residuos en energía de CopenHill imaginada por primera vez por Bjarke Ingels Group, finalmente se abrió en Copenhague. ArchDaily inicialmente cubrió el proyecto de BIG en enero de 2011, pero la planta luego incluiría ideas hedónicas para el primer generador de anillo de vapor y crowdfunding del mundo a través de Kickstarter. Hoy, el proyecto ha cumplido muchas de sus promesas, y CopenHill se erige como un zeitgeist arquitectónico moderno que refleja la propia evolución de BIG. La idea que se convertiría en CopenHill en realidad se remonta al 2002, antes de BIG, cuando la firma de Bjarke Ingels se llamaba PLOT. Lo que propusieron fue insertar un espacio urbano público en la zona más densa de Copenhague, donde la tierra es más limitada, colocando una topografía de pista de esquí sobre los almacenes más grandes de la ciudad. La idea no se hizo realidad, a pesar de ganar la competencia, pero fue la primera semilla de la idea para el CopenHill que vemos hoy. Avanzando casi una década después, se anunció el 2011 que BIG había ganado la competencia internacional de diseño de la planta de conversión de desechos en energía de Copenhague con AKT, Topotek 1, Man Made Land y Realities: United. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir