Agrandar imagen | Ver tamaño original
Fachadas de doble piel: nombre casi autoexplicativo para sistemas de fachadas que se componen de dos capas, generalmente de vidrio, donde el aire fluye a través de la cavidad intermedia. Este espacio –que puede variar de entre 20 cm hasta algunos metros– actúa como aislamiento frente a temperaturas extremas, vientos y ruidos, mejorando la eficiencia térmica del edificio en climas fríos y cálidos. Quizás uno de los ejemplos más famosos de fachadas de este tipo es el edificio '30 St Mary Axe' de Foster+Partners, más conocido como "The Gherkin". El flujo de aire a través de la cavidad puede ocurrir naturalmente, o ser impulsado mecánicamente; además, entre estas dos pieles se pueden incluir dispositivos de protección solar. Aunque el concepto de las fachadas de doble piel no es nuevo, se está incorporando cada vez más en el diseño arquitectónico, especialmente en rascacielos, ya que permite la construcción de fachadas transparentes con interiores de alto comfort térmico y acústico, reduciendo los costos de aire acondicionado y eliminando el uso de tecnologías avanzadas en los vidrios. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir