Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto consiste en la conversión de una vivienda del 1880 en dos lofts, ubicada en el distrito de Sant Antoni de Barcelona. Un nuevo escenario doméstico es creado a través de una sucesión de habitaciones que conectan la calle con el patio mediante un sistema de puertas correderas y pórticos, reinterpretando la casa tradicional japonesa. La vivienda original estaba totalmente compartimentada con pasillos y habitaciones apenas conectadas entre sí y con el exterior. La primera intención fue abrir el espacio y recuperar el techo de revoltones cerámicos demoliendo los tabiques y falsos techos existentes, aumentando la incidencia de luz natural y promoviendo la ventilación cruzada. Estructura y programa. El diseño aprovecha la estructura existente del edificio, formada por una secuencia de muros de carga y vigas de madera, para crear un lenguaje simple y poético que genere un programa flexible. Todos los muros fueron modificados para lograr una repetición de una geometría ordenada que establece los límites entre las diferentes estancias. Se llevaron a cabo nue-vas aperturas con refuerzos estructurales y se rellenaron los huecos que ya no eran necesarios. Este elemento es construido de nuevo en dos ocasiones para cumplir con los requisitos funcionales de las viviendas; por lo tanto, la estructura existente define el programa mientras que el programa define la estructura modificada. Con esta intervención aparece una nueva visual de 23 metros de largo que cruza el espacio desde la calle hasta el patio; dando lugar a una sucesión de umbrales relacionados con el exterior que realzan la profundidad visual de los lofts. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir