Agrandar imagen | Ver tamaño original
Uno de los entornos más prácticos y funcionales de cualquier proyecto residencial es la cocina. Sus superficies auxiliares –encimeras, mesadas o recubrimientos– contienen el equipamiento principal de este espacio. Por eso, es imprescindible que se construya con el material más resistente e higiénico, prestando atención a la estética y al presupuesto disponible, y adaptándose a la dinámica de cada familia. En el siguiente artículo, hemos reunido algunos de los materiales más utilizados en la actualidad, incluyendo las ventajas y desventajas de cada uno de ellos.  Granito Es una piedra natural con colores y estampados únicos. Muy resistente al calor, es la opción más utilizada en cocinas y baños. VentajasLarga durabilidad. Fácil limpieza y mantenimiento. Excelente relación costo-beneficio. Resistencia al impacto.DesventajasNo siempre resiste productos ni alimentos ácidos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir