Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto nace de un sueño profundamente arraigado en la historia de esta propiedad. Un espacio de vida exquisito, una escapada perfecta conectada íntimamente con el paisaje natural de Dromana, al sur de la Bahía de Melbourne en Australia. La historia moderna de este lugar comenzó con la llegada de una familia de inmigrantes pioneros en la región. El camino que conduce a la casa está escoltado por viejos cipreses torcidos y desgastados, que se suman a la experiencia temporal de esta propiedad rural en la pequeña ciudad costera. Durante más de setenta años, este hermoso jardín ha sido cultivado por distinguidos jardineros, que culminan en una amplia variedad de especies de plantas nativas y exóticas que cubren las dos hectáreas que rodean la casa en medio de una propiedad de más de 20 hectáreas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir