Agrandar imagen | Ver tamaño original
Un departamento de los años 60's, originalmente planeado por el arquitecto ruso Vladimir Kaspé en una zona central de la Ciudad de México, es transformado radicalmente por Zeller & Moye con el objetivo de restaurar el espíritu modernista de su diseñador original, al mismo tiempo de incorporar necesidades de una vida familiar contemporánea. La vivienda de 250 metros cuadrados, que forma parte de un bloque modernista de vivienda multi-familiar, se desarrolla a lo largo de dos niveles con escaleras helicoidales que favorecen al carácter de fluidez espacial del departamento. La arquitectura original es desprovista de elementos innecesarios como muros divisorios, falsos plafones, y decoraciones; logrando así grandes espacios abiertos. Una serie de muros curvos separan, al mismo tiempo que conectan cuartos entre sí, por medio de un nuevo esquema de planta abierta con delgados pasillos entre las diferentes funciones de la casa, como entre la cocina y el comedor; o entre la recámara y el baño. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir