Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción enviada por el equipo del proyecto. La piscina de borde infinito, el spa, las palmeras y las cortinas transparentes que se balancean con la brisa, dan un ambiente tranquilo a esta residencia, creando una atmósfera de resort a diario. Puesto que el cliente trabaja en una compañía de viajes, quiso crear esa sensación de vacaciones en su propia casa.  Una pronunciada pared de piedra azul que sobresale, apoya la puerta del estacionamiento en voladizo en la entrada de la nueva casa. La pared de piedra azul continúa a través de la casa definiendo espacios interiores y se convierte en una columnata en la parte trasera. Una entrada de madera de doble altura sirve para suavizar la audaz fachada blanca y crear una sensación de volumen en su interior. La planta baja cuenta con un amplio dormitorio principal, salón formal, estudio y salón de doble altura (4,2 metros), comedor y cocina. Nos encanta abrir las ventanas de las esquinas en todas direcciones para conectar perfectamente espacios interiores y exteriores. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir