Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ubicado en París, en la azotea del teatro Élysée Montmartrer, se encuentra una oficina contemporánea que resalta el encanto de la modernidad junto a la arquitectura clásica que ha fascinado al resto del mundo durante siglos. Para traer nuevas experiencias a los usuarios, el proyecto dejó atrás el típico diseño de edificios de oficinas corporativos estándar e introdujo geometrías inesperadas con carpintería metálica, niveles de piso diferentes y una planta abierta. La oficina de 30 m2 parece estar flotando en el techo por su gran fachada de cristal, con la forma estructurada de un cuadrilátero. Se mantuvo la vieja estructura de 'Eiffel' con entramado de madera para resaltar el espacio de la oficina y mostrar diferentes perspectivas. El impacto visual resultante provoca eficiencia e innovación al tiempo que conserva un sentido lúdico. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir