Agrandar imagen | Ver tamaño original
En pleno siglo XXI, cualquier solución sostenible debe ser exaltada. En este artículo se abordarán soluciones arquitectónicas que reciclan el poliestireno expandido –conocido también como Poliespán en España, Telgopor en Argentina, Unicel en México, o Plumavit en Chile– para transformarlo en materia prima de revestimientos decorativos (resistentes al agua) y como relleno de muros, con ventajas que van desde aislamiento termoacústico hasta una mayor economía en los costos de la obra. Presentamos el proceso de reciclaje que se realiza actualmente en Brasil. El poliestireno expandido o EPS es un material sintético originado a partir del petróleo. Al estar compuesto por 98% de aire y 2% de plástico, es un material bastante ligero y 100% reciclable. Según datos de Plastivida, el 34% del EPS producido en Brasil es reciclado, ubicando al país al mismo nivel de la mayoría de los países europeos en este asunto. A pesar de que este número podría ser considerado positivo, en comparación con el reciclaje de otros tipos de plástico, podría ser aún mayor ya que habitualmente, por falta de información, acaba siendo descartado y contribuyendo con diversos problemas ambientales como, por ejemplo, el aumento del plástico en los océanos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir