Agrandar imagen | Ver tamaño original
El primer acercamiento al aprendizaje se da a través del juego. Mediante un método heurístico nos aproximamos a la geometría, descubrimos formas, las asociamos con tamaños, colores y de ésta manera entendemos las diferencias. Ignorando reglas, principios y al azar desarrollamos habilidades como herencia de nuestros antepasados. Mientras nos moldean y enseñan las leyes del azar, preferimos armar castillos con naipes que son incapaces de sostenerse pero que agrupados en conjunto desafían la gravedad, y que se levantan y fortalecen apoyados unos a otros. “Nordeste” no se aleja de ésta realidad descrita, en la que las experiencias previas de ensayo y error servirán de base para levantar los naipes, en donde un ladrillo trabaja junto al otro para conformar paneles y el conjunto de éstos armarán la estructura, los muros, estantes y sin algunas de las partes no se podría constituir el todo. Un patio, un quincho en el fondo del terreno, una piscina y un sendero de vegetación en el lindero izquierdo se suman a los árboles que dibujaban el emplazamiento. Utilizamos la estructura existente de la piscina para los pilares de una losa jardín aprovechando la inercia térmica de estar enterrados para lo que quedo como la oficina presidencial. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir