Agrandar imagen | Ver tamaño original
Bajo fuertes bombardeos, los edificios parecen tener un solo destino: la destrucción. Gravemente dañada durante la Guerra Civil Española, la iglesia gótica de Vilanova de la Barca (Lleida, España) del siglo XIII permaneció abandonada desde 1936. Apenas 80 años después, los restos de la estructura (partes de las naves, la fachada oeste y el ábside hacia el este) pasaron por un proceso de restauración y remodelación. Esta vez, sin embargo, el edificio no estaba destinado a ser usado como una iglesia, sino como un salón de usos múltiples. A pesar de su enfoque contemporáneo, las intervenciones de AleaOlea no ocultan el pasado del edificio: todavía se puede entender su historia como un lugar de culto medieval o como una ruina de guerra. En ese sentido, el proyecto es tanto un espacio comunitario nuevo como un monumento a la memoria de la tradición católica española y la historia beligerante del país. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir